Creando Psicomotricidad: Sistemas corporales y Movilidad en la respiración celular (4ª clase)

DSC_4680

Hay dos frases que repito continuamente en los cursos si hablo de células: “Prueba a ver si puedes caminar a través de la habitación sin sentirte responsable para nadie.” Y también, “Dentro de la célula, siente el movimiento en la quietud. Dentro del grupo, sentid el espacio en la cercanía”.

La célula (a lo Punset) es la unidad fundamental del cuerpo. Las habilidades de la célula para reproducirse, metabolizar y responder a su entorno son básicas para la vida humana: creatividad, procesamiento y capacidad de respuesta al cambio. Aunque no voy extenderme mucho en este tema (aunque lo considere de vital importancia en toda su extensión) quiero hacer un breve repaso de las notas que considero importantes a aprender para luego poder entender interacciones, reacciones y patrones específicos que hablaré en otros artículos más adelante.

Las células tienen propiedades comunes pero varían según la función del cuerpo. Cada célula está compuesta principalmente de agua, la sustancia básica del cuerpo. El agua está contenida en el citoplasma de la célula que se ocupa de las actividades metabólicas como el uso de los alimentos y la respiración. La membrana celular diferencia el citoplasma del ambiente externo circundante y crea un límite semipermeable que gobierna el intercambio de nutrientes y materiales de desecho, y responde a la estimulación. El núcleo supervisa la actividad celular. Los cuarenta y seis cromosomas en cada célula humana contienen el código genético para el cuerpo individual y para el funcionamiento específico de cada célula. Cada núcleo, por lo tanto, contiene un plan maestro de todo el cuerpo. Las células individuales tienen diferentes funciones; por ejemplo, una célula muscular se contrae, una célula nerviosa transfiere, una célula productora de fibra produce fibras de tejido conectivo. Una colección de células similares de estructura y función similar se denomina tejido. Grupos de tejidos coordinados forman estructuras (órganos) que comprenden un sistema corporal. Por ejemplo, las células óseas forman tejido óseo, que forma los huesos, que crean el sistema óseo. Sé que la gran mayoría de conceptos se saben de EGB o la ESO pero viene bien recordarlo para más adelante.

La célula es la unidad funcional común a todos los sistemas corporales y aunque podemos observar cada sistema individualmente, es importante recordar que el cuerpo funciona como un todo interrelacionado y que los sistemas se equilibran y se apoyan mutuamente.

Los-sistemas-y-organos-que-componen-el-cuerpo-humano

Las células varían en su adaptabilidad al cambio o a la curación, incluso en su tasa de reproducción, y dentro de estos procesos, hay variaciones entre personas (velocidad del proceso) es por ello por lo que el conjunto de las células en ‘un todo’ que forma una persona tiene diferentes ritmos de cambio, curación, aprendizaje, etc. Por ejemplo, algunas células de la piel se reproducen a través de la división celular diariamente, mientras que una célula nerviosa puede permanecer para toda la vida y sanar lentamente si es que lo hace. La piel es la membrana externa del cuerpo, un límite altamente sensible entre nuestro cuerpo y nuestro medio ambiente. Entre el 60% y el 70% del cuerpo magro el peso es agua, y la piel literalmente nos impide secarnos. Dos tercios de esta agua se encuentra dentro de las células (intracelular) y un tercio se encuentra entre las células (extracelular). La piel también mantiene la temperatura corporal (a través del sudor), contiene receptores de varias clases y proporciona una cobertura protectora y sensible. Forma orificios como la boca, la nariz y el ano, que conducen a los pasajes del aparato digestivo y el sistema respiratorio que pueden ser vistos como extensiones del ambiente externo.

El oxígeno, esencial para la vida celular, entra en el cuerpo a través de la nariz y la boca y viaja a través de la tráquea hasta los pulmones. A medida que el diafragma desciende, los pulmones se expanden por la irrupción de aire llamada inspiración. Cuando el diafragma se libera, los pulmones se comprimen para expulsar dióxido de carbono en un proceso llamado espiración. El oxígeno se absorbe a través de los capilares de los pulmones y entra en la sangre que bombea el corazón por todo el cuerpo. Las arterias llevan la sangre rica en oxígeno desde el corazón a la periferia. Cada célula participa en la absorción de oxígeno y la eliminación de materiales de desecho en conexión con un proceso llamado respiración celular. La sangre desoxigenada regresa al corazón a través de las venas. A través de este proceso, cada célula está conectada con el ambiente exterior y “respira”.

Una vez explicado brevemente todo lo que siento que debe ser imprescindible para cualquier profesor/a o entrenador/a que trabaja con niños o adultos, pasamos a la acción. Sabernos la teoría está muy bien, pero ¿cómo pasamos la respiración a la práctica a la hora de querer coger movilidad?

La razón por la que deberíamos controlar siempre la respiración cuando queremos introducirnos en nuevos rangos de movimiento es para crear un flujo constante de oxígeno con los músculos que estamos trabajando.
– Inciso: A nadie se le ocurre hacer un sprint en ”apnea”. En el caso de la creación de nuevos rangos de movimiento, ocurre lo mismo, al crear un estrés por esfuerzo en el grupo muscular y el SNC, necesitamos un flujo constante de oxígeno para no desconectar y debilitar la actividad que realizamos.
Para crear la práctica de esta respiración para crear un cambio a nivel celular, debemos crear ejercicios con la siguiente característica principal: Debe de ser la respiración la creadora (la que inicia al menos) del movimiento. En este caso, os propongo el siguiente:

EJERCICIO: 3 Minutos

– La alineación del ejercicio es de vital importancia, debemos colocarnos con los dedos gordos y tobillos juntos (no pueden separarse en ningún momento del proceso del ejercicio), rodillas juntas y codos a la anchura de los hombros creando una pequeña (2 o 3cm) linea entre ellos y las rodillas. Las manos apuntan hacia delante a la misma anchura de los hombros y comenzamos completamente plegados, cada parte de nuestro cuerpo debe de estar lo más cerca posible del suelo.

– Comenzamos inspirando y llenando los pulmones de aire, debemos sentir que se van abriendo las escápulas y todo de aire inspirado se va desplazando a la parte alta de la espalda para comenzar a sentir la posición de Hollow que es lo que queremos trabajar.

– Durante el recorrido completo todos los puntos de apoyo permanecen en el suelo sin moverse ni despegarse de él.

– El final del recorrido es cuando creamos un ángulo recto entre nuestra cadera/rodillas/pies. O, un ángulo perpendicular de nuestra cadera con el suelo.

– La inspiración finaliza cuando llegamos al final del movimiento (ángulo recto de cadera con pies) y se espira el aire al completo cuando acabamos el movimiento en la posición inicial (completamente abajo pegados al suelo).

– Son sólo 3 minutos y se puede realizar a diario.

Por la experiencia, podría decir sin ningún reparo que es el mejor ejercicio que puedo recomendar para crear la posición de Hollow que tantos beneficios tiene en todas las edades, y no digamos más si entrenas gimnasia.

¡Buen día!

Podéis encontrar el resto de artículos en el siguiente enlace: goo.gl/aGYEeR

Creando Psicomotricidad: Propiocepción y conciencia sensorial (3ª clase)

DSC_0049

¿Cómo podemos registrar la posición del cuerpo en el espacio? Sin mirar tu cuerpo, date un momento para observar cómo estás sentado. ¿Cómo sabes dónde están tus pies y brazos en el espacio, la inclinación de tu cabeza, la curva de tu columna vertebral? A lo largo de tu cuerpo están los nervios sensoriales con receptores especializados para registrar el estiramiento del músculo, tirar de los tendones, la compresión de las articulaciones y la posición de la cabeza en relación con la gravedad. Estos nervios se conocen como proprioceptores (“auto-receptores”), y nos dan nuestro sentido cinestésico. Los proprioceptores son esenciales para la coordinación del movimiento y por lo tanto mantienen la entrada continua al sistema nervioso central para la interpretación y la respuesta. Los receptores proprioceptivos se pueden encontrar en los músculos esqueléticos, los tendones, alrededor de las articulaciones, y el oído interno. Los husos musculares nos informan sobre la longitud del músculo, los órganos del tendinosos de Golgi detectan la fuerza muscular y el tirón de los tendones, los receptores de las articulaciones controlan la compresión en nuestras articulaciones y las máculas y crestas en el oído interno nos informan del equilibrio. Por lo tanto, los receptores deben transformar un estímulo del entorno externo en un impulso nervioso para ser conducido a una región de la médula espinal o del cerebro para que se traduzca en sensación.

La corteza somatosensorial del cerebro tiene un mapa preciso que representa la información sensorial de todas las partes del cuerpo y trabaja junto con el cerebelo del tronco encefálico para mantener una imagen continua y acumulativa de la posición del cuerpo en el espacio. El cerebelo, en particular, es responsable de la coordinación constante y la corrección de la postura, el movimiento y el tono muscular. Algo que me parece fascinante, es que contiene la imagen de donde estabas, dónde estás ahora, y proyecta dónde irás a continuación. ¿Recuerdas la sensación de alcanzar una escalera con el pie cuando no había? Tu proyección del cerebro era diferente de la realidad. Los estímulos llevados a la médula espinal pueden iniciar un reflejo espinal, como un reflejo de la rodilla, sin la entrada del cerebro; aquellas llevadas al tronco cerebral inferior / cerebelo inician reacciones motoras subconscientes más complejas, tales como un cambio postural reflexivo para aliviar la tensión muscular; los impulsos sensoriales que alcanzan el nivel talámico del cerebro pueden ser identificados como sensaciones específicas y pueden localizarse crudamente en el cuerpo como la conciencia del dolor o la tensión generalizada; los que llegan a la corteza cerebral se pueden localizar claramente en el cuerpo, tales como la conciencia de la posición y el movimiento, y conectarse con los recuerdos de la información sensorial anterior para que la percepción de la sensación se produzca sobre la base de la experiencia pasada. El hombro de un adulto podría provocar una respuesta protectora basada en una lesión de una pelea en la escuela primaria. Así, llevamos una memoria neuromuscular de nuestro background personal y todo lo que ha ido suciediendo en nuestro contacto con el entorno a lo largo de nuestra vida. Cualquier parte del cuerpo puede ser llevada a nuestra atención consciente con la práctica; también puede, afortunadamente, ser dejado de proporcionar información para el funcionamiento del cuerpo sin nuestra conciencia desarrollando habilidades refinadas del movimiento tales como las de gimnasia artística, las manos de un cirujano o del pianista en acción.

Los sentidos generales y primario trabajan conjuntamente con los proprioceptores para monitorear la conciencia corporal. Los sentidos generales incluyen receptores para el tacto, la presión, la vibración, el frío, el calor y el dolor. Se localizan en la piel, el tejido conectivo y los extremos del tracto gastrointestinal; los receptores del dolor se encuentran en casi todos los tejidos del cuerpo. Los visceros, ubicados en los vasos sanguíneos y órganos, proporcionan información sobre el funcionamiento interno del cuerpo. De nuevo, la información sensorial surge del sistema nervioso periférico y se dirige a la médula espinal, y luego a los centros superiores del sistema nervioso central. Si la información alcanza el nivel más alto, en la corteza cerebral, la sensación consciente puede ocurrir. Algunas áreas del cuerpo como los labios y las manos están densamente llenas de receptores sensoriales, y otras como el tronco y los muslos tienen pocas. Los receptores específicos de terminación nerviosa incluyen: corpúsculos de Pacini que registran presiónes y vibraciónes profundas; Órganos de los extremos de Ruffini para la presión profunda y continua y la compresión de la articulación; Discos de Merkel, corpúsculos de Meissner, y órganos del extremo del pelo para el tacto ligero; Corpúsculos de Krause para el frío, corpúsculos de Ruffini para el calor y terminaciones nerviosas libres para el dolor (y tacto ligero).

Los sentidos primarios tienen receptores especializados para la visión, el oído, el olfato y el gusto localizados en órganos específicos de la cabeza (ojos, oídos, nariz y lengua). Proyectan información a los lóbulos relacionados de la corteza cerebral: el lóbulo occipital, los lóbulos temporales y el lóbulo frontal respectivamente. La conciencia es selectiva: podemos usar nuestros principales órganos de los sentidos para escuchar el grito de un bebé mientras hablamos, o ver la expresión en la cara de nuestro oyente, u oler el pan horneado en la cocina, o probar la goma de mascar en nuestra boca o experimentar todo lo anterior simultáneamente. Elegimos donde centramos nuestra atención por nuestra intención. A medida que los movimientos o estímulos se familiarizan, la conciencia de la sensación disminuye. Por ejemplo, puedo sentir una silla cuando me siento por primera vez, pero esta conciencia pasa rápidamente. Las terminaciones nerviosas se adaptan, es decir, dejan de registrar información o “disparar”, a diferentes velocidades.

Los receptores cruciales, como los asociados con el dolor, la detección de productos químicos en la sangre, o la posición del cuerpo se adaptan lentamente. Cuanto más desarrolladas y completas sean nuestras capacidades para recibir y responder a la información sensorial, más opciones tendremos sobre las coordinaciones del movimiento y el funcionamiento del cuerpo.

EJERCICIO: PINTURA CORPORAL – 10 MINUTOS

Material: He preparado un círculo de cartulina recortándolo a la medida de un plato mediano y luego una chincheta (se puede utilizar celo o cualquier otro producto que mantenga nuestro círculo en la pared). Una vez lo tengamos preparado, lo posicionamos en la pared a la altura de nuestra pelvis para poder iniciar el ejercicio.

Podemos empezar de dos formas, una es con la pierna y la otra es con la mano.
Este ejercicio trata de imaginar que nos queremos ”pintar” todo el cuerpo con el trozo de cartulina que hemos colocado en la pared pasando por todas sus partes y rincones más difíciles sin despegar el cuerpo de la cartulina en ningún momento hasta que terminemos.

Paso a paso:
Comienza muy lentamente para pintar todo tu cuerpo con este color moviendo tu superficie corporal en contacto con el círculo.
Asegúrate de tocar todas las áreas del cuerpo. Incluye: entre los dedos del pie, el cuero cabelludo, los receptáculos para los ojos, detrás de las orejas, bajo el mentón, todas las superficies de la pelvis, espalda de las rodillas, muñecas, axilas.
Puedes utilizar otra parte del cuerpo que ya está pintada para acariciar áreas de difícil acceso. Tómate el tiempo que necesites; haz una exploración final del cuerpo para asegurarte de que cada superficie esté ”cubierta de pintura”.

Una vez terminado realiza 3 minutos de descanso constructivo a bipedestación, puedes encontrar el vídeo aquí: Descanso a Bipedestación (2ª clase)

Este ejercicio personalmente me ha ido muy bien con niños/as y padres (trabajando en conjunto) ya que se realizan manualidades y movimientos propioceptivos en los que las posibilidades son infinitas, puedes recortar con forma de estrella, trapecio o cualquier figura o color que se te ocurra y crear retos posicionando tu recorte a diferentes alturas.

¡Buen comienzo de semana!

Creando Psicomotricidad: Propiocepción y conciencia sensorial (3ª clase)

DSC_0049

¿Cómo podemos registrar la posición del cuerpo en el espacio? Sin mirar tu cuerpo, date un momento para observar cómo estás sentado. ¿Cómo sabes dónde están tus pies y brazos en el espacio, la inclinación de tu cabeza, la curva de tu columna vertebral? A lo largo de tu cuerpo están los nervios sensoriales con receptores especializados para registrar el estiramiento del músculo, tirar de los tendones, la compresión de las articulaciones y la posición de la cabeza en relación con la gravedad. Estos nervios se conocen como proprioceptores (“auto-receptores”), y nos dan nuestro sentido cinestésico. Los proprioceptores son esenciales para la coordinación del movimiento y por lo tanto mantienen la entrada continua al sistema nervioso central para la interpretación y la respuesta. Los receptores proprioceptivos se pueden encontrar en los músculos esqueléticos, los tendones, alrededor de las articulaciones, y el oído interno. Los husos musculares nos informan sobre la longitud del músculo, los órganos del tendinosos de Golgi detectan la fuerza muscular y el tirón de los tendones, los receptores de las articulaciones controlan la compresión en nuestras articulaciones y las máculas y crestas en el oído interno nos informan del equilibrio. Por lo tanto, los receptores deben transformar un estímulo del entorno externo en un impulso nervioso para ser conducido a una región de la médula espinal o del cerebro para que se traduzca en sensación.

La corteza somatosensorial del cerebro tiene un mapa preciso que representa la información sensorial de todas las partes del cuerpo y trabaja junto con el cerebelo del tronco encefálico para mantener una imagen continua y acumulativa de la posición del cuerpo en el espacio. El cerebelo, en particular, es responsable de la coordinación constante y la corrección de la postura, el movimiento y el tono muscular. Algo que me parece fascinante, es que contiene la imagen de donde estabas, dónde estás ahora, y proyecta dónde irás a continuación. ¿Recuerdas la sensación de alcanzar una escalera con el pie cuando no había? Tu proyección del cerebro era diferente de la realidad. Los estímulos llevados a la médula espinal pueden iniciar un reflejo espinal, como un reflejo de la rodilla, sin la entrada del cerebro; aquellas llevadas al tronco cerebral inferior / cerebelo inician reacciones motoras subconscientes más complejas, tales como un cambio postural reflexivo para aliviar la tensión muscular; los impulsos sensoriales que alcanzan el nivel talámico del cerebro pueden ser identificados como sensaciones específicas y pueden localizarse crudamente en el cuerpo como la conciencia del dolor o la tensión generalizada; los que llegan a la corteza cerebral se pueden localizar claramente en el cuerpo, tales como la conciencia de la posición y el movimiento, y conectarse con los recuerdos de la información sensorial anterior para que la percepción de la sensación se produzca sobre la base de la experiencia pasada. El hombro de un adulto podría provocar una respuesta protectora basada en una lesión de una pelea en la escuela primaria. Así, llevamos una memoria neuromuscular de nuestro background personal y todo lo que ha ido suciediendo en nuestro contacto con el entorno a lo largo de nuestra vida. Cualquier parte del cuerpo puede ser llevada a nuestra atención consciente con la práctica; también puede, afortunadamente, ser dejado de proporcionar información para el funcionamiento del cuerpo sin nuestra conciencia desarrollando habilidades refinadas del movimiento tales como las de gimnasia artística, las manos de un cirujano o del pianista en acción.

Los sentidos generales y primario trabajan conjuntamente con los proprioceptores para monitorear la conciencia corporal. Los sentidos generales incluyen receptores para el tacto, la presión, la vibración, el frío, el calor y el dolor. Se localizan en la piel, el tejido conectivo y los extremos del tracto gastrointestinal; los receptores del dolor se encuentran en casi todos los tejidos del cuerpo. Los visceros, ubicados en los vasos sanguíneos y órganos, proporcionan información sobre el funcionamiento interno del cuerpo. De nuevo, la información sensorial surge del sistema nervioso periférico y se dirige a la médula espinal, y luego a los centros superiores del sistema nervioso central. Si la información alcanza el nivel más alto, en la corteza cerebral, la sensación consciente puede ocurrir. Algunas áreas del cuerpo como los labios y las manos están densamente llenas de receptores sensoriales, y otras como el tronco y los muslos tienen pocas. Los receptores específicos de terminación nerviosa incluyen: corpúsculos de Pacini que registran presiónes y vibraciónes profundas; Órganos de los extremos de Ruffini para la presión profunda y continua y la compresión de la articulación; Discos de Merkel, corpúsculos de Meissner, y órganos del extremo del pelo para el tacto ligero; Corpúsculos de Krause para el frío, corpúsculos de Ruffini para el calor y terminaciones nerviosas libres para el dolor (y tacto ligero).

Los sentidos primarios tienen receptores especializados para la visión, el oído, el olfato y el gusto localizados en órganos específicos de la cabeza (ojos, oídos, nariz y lengua). Proyectan información a los lóbulos relacionados de la corteza cerebral: el lóbulo occipital, los lóbulos temporales y el lóbulo frontal respectivamente. La conciencia es selectiva: podemos usar nuestros principales órganos de los sentidos para escuchar el grito de un bebé mientras hablamos, o ver la expresión en la cara de nuestro oyente, o oler el pan horneado en la cocina, o probar la goma de mascar en nuestra boca o experimentar todo lo anterior simultáneamente. Elegimos donde centramos nuestra atención por nuestra intención. A medida que los movimientos o estímulos se familiarizan, la conciencia de la sensación disminuye. Por ejemplo, puedo sentir una silla cuando me siento por primera vez, pero esta conciencia pasa rápidamente. Las terminaciones nerviosas se adaptan, es decir, dejan de registrar información o “disparar”, a diferentes velocidades.

Los receptores cruciales, como los asociados con el dolor, la detección de productos químicos en la sangre, o la posición del cuerpo se adaptan lentamente. Cuanto más desarrolladas y completas sean nuestras capacidades para recibir y responder a la información sensorial, más opciones tendremos sobre las coordinaciones del movimiento y el funcionamiento del cuerpo.

EJERCICIO: PINTURA CORPORAL – 10 MINUTOS

Material: He preparado un círculo de cartulina recortándolo a la medida de un plato mediano y luego una chincheta (se puede utilizar celo o cualquier otro producto que mantenga nuestro círculo en la pared. Una vez lo tengamos preparado, lo posicionamos en la pared a la altura de nuestra pelvis para poder iniciar el ejercicio.

Podemos empezar de dos formas, una es con la pierna y la otra es con la mano.
Este ejercicio trata de imaginar que nos queremos ”pintar” todo el cuerpo con el trozo de cartulina que hemos colocado en la pared pasando por todas sus partes y rincones más difíciles sin despegar el cuerpo de la cartulina en ningún momento hasta que terminemos.

Paso a paso:
Comienza muy lentamente para pintar todo tu cuerpo con este color moviendo tu superficie corporal en contacto con el suelo.
Asegúrate de tocar todas las áreas del cuerpo. Incluye: entre los dedos del pie, el cuero cabelludo, los receptáculos para los ojos, detrás de las orejas, bajo el mentón, todas las superficies de la pelvis, espalda de las rodillas, muñecas, axilas.
Puedes utilizar otra parte del cuerpo que ya está pintada para acariciar áreas de difícil acceso. Tómate el tiempo que necesites; haz una exploración final del cuerpo para asegurarte de que cada superficie esté ”cubierta de pintura”.

Una vez terminado realiza 3 minutos de descanso constructivo a bipedestación, puedes encontrar el vídeo aquí: Descanso a Bipedestación (2ª clase)

Este ejercicio personalmente me ha ido muy bien con niños/as y padres (trabajando en conjunto) ya que se realizan manualidades y movimientos propioceptivos en los que las posibilidades son infinitas, puedes recortar con forma de estrella, trapecio o cualquier figura o color que se te ocurra y crear retos posicionando tu recorte a diferentes alturas.

¡Buen comienzo de semana!

 

Creando Psicomotricidad: Actitud y Descanso a Bipedestación (2ª clase)

DSC_0218

La falta de información sobre el cuerpo humano en nuestros años de educación es sorprendente, ya que es nuestro hogar durante toda nuestra vida parece que pensamos que el cuerpo es demasiado simple y demasiado “físico” para justificarle la atención que necesita, o que es tan complejo que está reservado para los estudiantes de medicina únicamente. Podemos crear un enfoque muy simple, y hacer que nuestro alumnado pueda entender los principios del cuerpo y aprender los nombres de los huesos, los músculos y los órganos. Por otra parte, es también la forma viva más compleja. El estudio del cuerpo humano involucra tanto el misterio como el hecho. Hay mucho que se sabe e igualmente otro tanto que se deja desconocido. Esta paradoja sugiere que necesitamos valorar tanto la información como las preguntas sobre lo que significa ser humano.

Una de las áreas más desatendidas de la educación corporal es la conciencia de lo que está sucediendo en el interior: el diálogo entre la experiencia interior y exterior en relación con la persona en su conjunto, además, pasamos gran parte de nuestro tiempo involucrados/as en la percepción externa a través de los órganos que nos proporcionan un sentido: la vista, el sonido, el gusto, el olfato y el tacto. Por lo general, estamos menos involucrados en el desarrollo de nuestras capacidades para la actitud interior, que es la capacidad del sistema nervioso para monitorear los estados internos del cuerpo.

¿Cómo y por qué cerramos progresivamente nuestra capacidad de escucha corporal?

Desde niños/as estamos necesariamente involucrados en nuestra relación con el medio ambiente externo para la supervivencia, y un aspecto temprano de la conciencia corporal es el control del cuerpo. Me explico, se supone que uno gana el control sobre el cuerpo tan pronto como le sea posible para evitar hacer algo embarazoso o terrible en un contexto social – Vergüenza, miedo, atrevimiento, etc. Después del control viene la manipulación a través de técnicas de entrenamiento, como pueden ser: ballet, gimnasia, deportes u otras tareas. El objetivo es manipular nuestro cuerpo en ciertos patrones de coordinación, eficiencia, armonía y competición.

En otro aspecto más interno, aun hoy día existen ciertos ”retrasos” culturales. Un tabú que nos retrasa a lo largo de nuestra relación estratificada con la sexualidad mientras crecemos, generalmente la represión o reorientación de la energía sexual en conjunción con la convención religiosa y cultural de donde nos encontremos. Hay confusión alrededor de todas las funciones digestivas, desde comer ciertos alimentos hasta su proceso de eliminación (se fomenta el consumo de azúcar sin explicar desde la infancia la perjudicialidad de éste), y un “silencio” generalizado acerca de lo que está sucediendo en los órganos y los centros emocionales del cuerpo.
A lo largo de nuestras vidas, pero especialmente durante la adolescencia, la conformidad que se experimenta con las imágenes exteriores (que nos venden) de lo que el cuerpo se supone que es, definido por las normas sociales, culturales y religiosas, hace una división entre nuestros impulsos internos y nuestras manifestaciones externas y cada vez se presta menos atención a lo que viene del interior (necesidades internas individuales). Todo esto conlleva a que a menudo necesitemos instrucción para desarrollar un diálogo sano con nuestro ser físico. Como adultos jóvenes, gran parte del tiempo se gasta tratando de “hacer” algo para nosotros, para vernos mejor, para ser más fuertes, para ser más delgados, para trabajar más duro. Y como adultos maduros o personas mayores, se anima anima a negar o enmascarar el proceso de envejecimiento, para glorificar a los jóvenes en lugar de apreciar la belleza inherente de cada edad.

Considera la cantidad de tiempo que pasas sintiéndote bien sobre tu cuerpo. ¿Con qué frecuencia te comunicas contigo mismo/a? ¿Disfrutas de tus capacidades físicas con eficiencia?

Nuestros muchos años de educación traen una separación de la mente y del cuerpo. Los estereotipos culturales y la publicidad hacen hincapié en el cuerpo como objeto sexual juvenil. Y las nuevas técnicas de entrenamiento físico y prácticas médicas pueden conducir a una vista del cuerpo como una máquina, que necesita ser reparado por otra persona cuando sea necesario. Además, existe la sensación de que uno es el amo o la víctima del propio cuerpo pero cuando la comunicación se rompe, quedamos polarizados dentro de nosotros mismos. Es importante entender que el cuerpo tiene su propia manera de funcionar, su propia manera de decirnos lo que está sucediendo dentro, su propia lógica y gran parte de nuestra tarea es aprender a escuchar.

EJERCICIO A REALIZAR:

DSC_0215

Descanso Constructivo: 5 minutos
Acuéstate boca arriba.
Cierra los ojos.
Dobla las rodillas y déjelas caer juntas para liberar los músculos de los muslos.
Deja que tus pies descansen en el suelo, ligeramente más anchos que tus rodillas
Descansa tus brazos cómodamente en el suelo o en tu pecho.
Relájate en la gravedad; permítete ser apoyado por el suelo. Siente la capacidad de respuesta de todo el cuerpo.
Permite que la superficie de la espalda se mueva contra el piso mientras respiras; siente las costillas como se articulan en cada respiración y la retroversión de cadera va sucediendo.
Al liberar tu peso corporal en gravedad, los discos son menos comprimidos y la columna empieza a alargarse. Es posible que tengas que levantar la cabeza o la pelvis y alargar la columna vertebral en el suelo para acomodar este cambio. El descanso constructivo es una posición eficiente para el realineamiento del cuerpo, libera la tensión y permite que el esqueleto y los órganos descansen, apoyados por el suelo. Es útil en cualquier momento del día, pero sobre todo si se hace durante cinco minutos antes de dormir. La relajación de las partes del cuerpo devuelve el cuerpo a la alineación neutral para que no duerma con las tensiones del día.

Nota:
¿Recuerdas jugar juegos con los ojos vendados en la infancia? Cerrar los ojos aumenta la conciencia de nuestros otros sentidos. Cuando relajamos nuestra visión, sentimos el cuerpo de una manera diferente. No es meditación, es descanso constructivo.

Transición de suelo a pie: 3 minutos

 

Acostado en descanso constructivo:
Siente los efectos de la gravedad mientras te acuestas.
Extiende las palmas de tus manos en el suelo y empuja hacia él para sentarte. Sienta el cambio de atracción gravitacional mientras se sienta en vertical.
Otra vez, con ambas palmas en el suelo, presiona y eleva tu cadera para poder pasar las piernas entre tus brazos y quédate apoyado/a sobre tus pies (no se apoyan las rodillas).
Lentamente enrolla tu columna vertebral, dejando que el peso caiga en tus pies. Permite que tu cabeza cuelgue hacia adelante hasta que llegue al final del ”rollo”.
Siente las partes de tu cuerpo equilibradas en relación con la gravedad.
Esta transición reduce el estrés en las rodillas y la espalda baja.
Repite varias veces para que la secuencia sea cómoda durante los 3 minutos.
Respira naturalmente mientras te mueves.

Date tiempo para recoger tantos recuerdos como puedas y a continuación:

Escribe tu historia personal en 15 minutos:

• La historia de tu nacimiento (pre-nacimiento si es posible, la salud y las actividades de su madre afectan la vida en el útero)

Ejemplos: Aprender a nadar, rebotar en la rodilla de tu padre, caerse de un árbol, ir en bicicleta)

• Técnicas de entrenamiento (deportes, danza, gimnasia, instrumentos musicales)

• El ambiente donde viviste (montañas, llanuras, bosques, océanos todos afectan cómo se mueven, cómo perciben)

• Comentarios que escuchaste acerca de ti mismo/a que formaron tu cuerpo
imagen (“¡Oh, qué más niño rechoncho, levántate recto, va a ser alto como su padre, los niños deben ser vistos y no escuchados”).

• Actitudes hacia la sensualidad, la sexualidad; imágenes de género

• Lesiones, enfermedades, operaciones

• Nutrición, relación con el peso del cuerpo, fuerza, flexibilidad • cualquier cosa que te interesa.

Creando Psicomotricidad: Mi primera clase

IMG_2587

Mientras escribo estas palabras y cuento mis historias, pienso que ninguna descripción contiene la verdad. Las palabras pueden apuntar hacia una experiencia, pero nunca pueden reemplazarla. En los enfoques de aprendizaje que se desarrollan cuando contamos/escuchamos una historia o información se incluyen: información factual, historias personales, imágenes evocativas y descriptivas y exploraciones guiadas del movimiento. Voy a empezar a escribir pequeños artículos en los que podréis interactuar desde casa, podréis realizar ejercicios, y aprender pequeños conceptos de psicomotricidad y educación que he ido escribiendo durante estos años. Aunque cada ”clase” o sesión de aprendizaje la presento en un formato de períodos de una hora, hay algunas que serán de solo unos minutos, siempre con tiempo para la integración antes de continuar a la siguiente dejando al menos 3 días entre un artículo y otro. La visión que tengo general es de escribir unos treinta artículos y se puede percibir como un mes de sesiones de una hora, o una reunión a la semana durante 15 semanas (un curso de un trimestre), el cuerpo es nuestro guía, todo lo que necesitamos hacer es aprender a escuchar.

PREPARACIÓN PARA UTILIZAR EL TEXTO
¿Cómo aprendiste?, ¿Necesitas leer, escribir, mover, dibujar, tocar, cuestionar, contar, decir, animarse, competir, quedarte solo o trabajar en diálogo con otra persona? Una de las intenciones de estos artículos es dejar que tu proceso se aclare; entonces así puede s facilitar tu aprendizaje. Encuentra un espacio que consideres privado donde puedas trabajar solo/a. El suelo es preferible, el espacio debe ser cálido y cómodo. Usa ropa suelta, sin zapatos ni calcetines. Ten a mano lápices y una libreta para tus propias notas y dibujos. Establece un calendario realista para el trabajo. Verás como la coherencia del espacio y del tiempo irán desarrollando un diálogo con tu cuerpo.

FORMAS DE TRABAJO: SECCIONES PARA “HACER”
Por tu cuenta: Lee las secciones “para hacer” antes de hacerlas, varias veces si hace falta, tómate tu tiempo. A medida que te familiarices a trabajar con tu cuerpo, será más fácil que lo sigas con palabras. Si lo haces en compañía o en un grupo: Haz que una persona lea en voz alta mientras trabajas y cambia los roles. Utiliza la libreta para registrar tus experiencias.

PATRIMONIO COMÚN
A medida que avanzamos hacia una cultura mundial, la conciencia de nuestros cuerpos como patrimonio común es cada vez más importante. No hay edad ni lugar, creo, donde el conocimiento del cuerpo es inútil. Una profesora que tuve enseñó Primero de primaria durante veinte años y dice que cuando ella podía enseñar a un niño a saltar, ella podría enseñarles a leer. Ahora (ya jubilada) enseña gimnasia para mayores  a sus compañeros/as de más edad, usando los principios de la psicomotricidad, con tremendos resultados en movilidad (y estabilidad). Por lo tanto, consideremos los artículos como un mapa, y disfrutemos del viaje.

BODYWORK: FUENTES Y RECURSOS
Bodywork es un término utilizado para referirse generalmente a las técnicas terapéuticas de trabajo con el cuerpo. El siglo XX ha visto un rico desarrollo de este trabajo. En los años 30 y 70, individuos como Mabel Todd, Lulu Swiegard, Ida Rolf, Alexander, Moshe Feldenkrais, Milton Trager y otros fueron pioneros en la investigación en el campo y publicaron escritos sobre sus descubrimientos. Estos individuos comenzaron con su propia experiencia del cuerpo y exploraron sus predilecciones intelectual y físicamente. Necesariamente tenían que limitar su punto de vista a una perspectiva individual de profundidad y claridad. Por ejemplo, Mabel Todd en su libro clásico, The Thinking Body, Un estudio de las fuerzas de equilibrio de Dynamic Man, publicado en 1937, se centró en el esqueleto y la alineación estructural. La implicación de Lulu Swiegard con los efectos del sistema nervioso sobre la alineación corporal a través de imágenes y visualización se registra en su libro Potencial del Movimiento Humano, su Facilitación Ideocinética, publicado en 1974. Ida Rolf en su texto Rolfing, The Integration of Human Structures, centrado en la fascia y en la integración del cuerpo y la psique. Cada sistema era único en sí mismo, y un estudiante de Bodywork debía leer sobre cada método y su innovador/a para determinar los principios comunes.  El texto de Deane Juhan, El cuerpo de fob, es un manual para el bodywork ya que proporciona una fuente rica en hechos científicos y principios experienciales.

Por lo tanto, la anatomía experiencial mejora el trabajo corporal al proporcionar una conciencia subyacente de la estructura corporal y la función de esta. El libro Anatomía para colorear, escrito por Wynn Kapit y Lawrence Elson es una necesidad tanto para el cuerpo docente como el alumnado de anatomía, y el texto a mano de David Gorman, de tres volúmenes, The Body Moveable, es una fuente rica de imágenes visuales y texto centrándose en el movimiento. Los Principios de Anatomía y Fisiología de Gerard Tortora y Nicholas Anagnostakos proporcionan un excelente recurso para un estudio detallado. Estos son algunos de los muchos libros y artículos que he estudiado y he ido encontrando a lo largo de los años, que considero de vital importancia para cualquier persona que se dedique o quiera dedicarse al movimiento en todas sus vertientes.

A continuación, os dejo el primer artículo de esta pequeña biblioteca que iré sacando a la luz.


CONCEPTOS BÁSICOS: Cambio, Postura, Estructura, Elección

-¿Quién eres tú? -dijo la Oruga. . . . Alicia respondió muy tímidamente: “Apenas sé, señor, en este momento … al menos sé quién era cuando me levanté esta mañana, pero creo que debo haber cambiado varias veces desde entonces “. Lewis Carroll, las aventuras de Alicia en el país de las maravillas.

Nuestros cuerpos son entidades dinámicas. Nuestras células se reproducen, procesan y mueren constantemente mientras vivimos. Dentro de un año, un mes, el tiempo que tardas en leer estas palabras, literalmente dejamos de ser la misma persona que éramos antes. El cambio es constante durante todo el ciclo de vida del cuerpo.

La estructura es nuestro cuerpo físico: los huesos, los músculos y otros tejidos que componen nuestros cuerpos. La estructura normalmente se ve afectada por nuestra herencia y por nuestra experiencia de vida en términos de nutrición, enfermedad, uso y abuso del cuerpo. La postura es la forma en la que vivimos en nuestra estructura – la energía y las actitudes que momento a momento moldean nuestros cuerpos. Nuestra postura afecta nuestra estructura, y nuestra estructura afecta nuestra postura, y ambas pueden cambiar. Por ejemplo, si nacemos con una vértebra extra o las piernas curvadas, nuestra postura será afectada por nuestra estructura. Si permanecemos con la cabeza hacia delante (teléfono móvil) durante muchos años, nuestros huesos responderán a las tensiones de nuestra postura. Podemos observar este diálogo entre postura y estructura mirando alrededor de una clase a un grupo de personas: Podemos ver que compartimos una estructura común, pero la forma en que habitamos esa estructura es muy diferente.

Tanto la postura como la estructura son parte de una elección. Elegimos cómo vivimos en nuestros cuerpos y nuestras elecciones de vida afectan nuestra estructura subyacente. Un cuerpo sano sigue siendo capaz de responder – cumplir – a los cambios en las situaciones,  a la gente, y al crecimiento personal que ocurre momento a momento a través de nuestras vidas.

EJERCICIO: Dibuja tu esqueleto en 20 minutos
Ponte en posición de sentadilla o Pancake (Straddle Fold) y dibuja tu esqueleto. Confía en lo que sabes y recuerdas, y lo que puedes sentir tocando e imaginando partes de tu propio cuerpo. Dibújalo de frente. Ponle nombre. Escribe con tus palabras alrededor de tu dibujo los siguientes conceptos nombrados arriba (Cambio, Postura, Estructura, Elección) y disfruta de tu primera clase de psicomotrocidad. ¡Me encantará ver vuestros dibujos!

a_skelett

Peter el esqueleto

Creando Psicomotricidad: Las raíces de la alineación y la perspectiva esencial.

Children-race-with-motor-car-tyre

Hace aproximadamente 35.000 años, parece que hubo una expansión repentina en la creación de la transformación corporal y el uso de imágenes visuales (como los demás veían nuestro cuerpo y viceversa). Este florecimiento del sentido visual no coincidía con una expansión de la masa cerebral, que había sido estable en el Homo sapiens durante al menos 90.000 años. El pensamiento visual fue un desarrollo verdaderamente revolucionario que impregnó todas las áreas de la evolución cultural humana. Se convirtió en la base de rituales, como seres humanos imaginativamente  se transformaban en otros animales y elementos para diversos fines, tales como la curación o la caza. La curación y artes escénicas surgieron de los rituales engendradas por imágenes. Y las utilizaban como una herramienta de curación, que tiene sus raíces hace unos 20.000 años , de ahí surgió la tradición del chamanismo. El trabajo del chamán se es canalizado en el reino de la imaginación y de su experiencia en el uso de ese terreno en beneficio de la comunidad, o así ha sido reconocido largo de la historia. Mago y curandero, el chamán es también dramaturgo e intérprete. El teatro que conocemos hoy día , el moderno, fue desarrollado a partir de actuaciones de culto religioso y danzas mímicas, en el que los actores/actrices inicialmente se hicieron pasar por dioses y eventualmente asumieron el papel de bufones, payasos y cuentacuentos.

El “teatro” de las civilizaciones, incluso de las culturas más primitivas muestra que las raíces más profundas de efecto teatral no tienen nada que ver con mecanismos complicados de la etapa, el estrellato individual, o dramaturgos de moda. La imaginación era la señal mágica y lo único que importaba, no era la persona sino el mensaje lo importante.

Mi punto de vista sobre los orígenes de la alineación en relación con el cuerpo humano no puede estar completa sin una mirada a la civilización del antiguo Egipto hace más de 4.000 años. Donde la postura era de suma importancia, como puede ser deducido por la representación de los faraones: Eran la imagen de una alineación perfecta. ¿Por qué la obsesión de estructuras y faraones magníficamente alineados? ¿Por qué los egipcios presentan con este tipo de una imagen y no un naturalista (que los artistas altamente cualificados de la época podrían haber producido fácilmente)?

Vamos a ello.

En la cultura egipcia, la alineación parece haber sido una necesidad básica de la vida. Una vez al año, el paisaje se convertía en un negro, pantano fangoso, gracias al Nilo. Un agricultor egipcio, al descubrir que su parcela de tierra se había reducido debido a la mala alineación de las cuerdas utilizadas por el cuerpo de alineación (lo que serían al cambio ingenieros/as civiles), se quejó. Para los egipcios, la pérdida de tierras había que evitarla a toda costa (no había mucho tiempo para dejar crecer los cultivos). Así que empezaron a crearse pequeños muros de piedra para evitar perdidas. Por lo tanto, sentado o de pie, los faraones tenían que ser modelos de una buena postura fuerte, sin embargo, la calma y en control, dispuestos a crear orden a partir del caos.
Las pirámides, también, se alinearon con la perfección asombrosa, toda una hazaña sin herramientas de medición modernas. 

Investigo el poder de la imaginación, que parece completamente ligado al arte y desarrollo del movimiento. Con esta puedes crear formas y ver en lo que te quieres mover, y de esta manera desarrollar un método de educación en lugar de una cura buscando la manera de equilibrar la acción muscular alrededor de las articulaciones, jugando por ejemplo, .

Antes de nada, es importante entender que la relajación y la tensión están relacionadas. El equilibrio en la acción muscular requiere la liberación de la tensión en determinados grupos musculares, y también conlleva un aumento de tensión en otros grupos musculares. En muchos casos, las personas con tensión en los hombros no sólo tienen que relajar sus hombros. También tienen que aumentar el tono en el centro de apoyo de esos músculos y  órganos de su cuerpo como una base para la reducción permanente de tensión en los hombros. Los músculos se tensan para compensar la ineficiencia en otra área del cuerpo. Aunque algunos movimientos parecen estar dirigidos a aumentar o reducir la tensión, el resultado de la visualización de una imagen y crearla con tu cuerpo es por lo general una redistribución compleja de la tensión muscular, dirigiéndose hacia el equilibrio deseado alrededor de las articulaciones.:

La mayor contribución voluntaria de importancia del sistema nervioso central es la idea del movimiento. Concentrarse en la imagen del movimiento hará que el sistema nervioso central elija la coordinación neuromuscular más eficiente para su funcionamiento, como los reflejos innatos y los mecanismos de retroalimentación.

Hay un concepto que lo llamo ”Letting Go”  y es la preparación crucial para permitir una imagen que te haga moverte y fluir dentro de ella (como bailar) aunque se traslada a todos los ámbitos, un ejemplo muy sencillo: realizar un mismo movimiento dos veces de manera fluida y conectada. El concepto de fluidez es crucial para crear una alineación dinámica (una buena posición dentro del mismo movimiento in situ). Del mismo modo que he dicho que tu mente puede esculpir tu cuerpo en una postura determinada, tu mente también puede ayudar a que tu cuerpo fluya en una mejor alineación. 

Para terminar.

¿Existe buena o mala posición?. Ya que esto es un arma de doble filo si se entiende mal por parte del/la docente y se puede transmitir al alumnado brevemente voy a dar mi punto de vista.

Creo que lo más importante es ser coherente y dar por hecho que no todo funciona para todo el mundo por igual, de hecho a veces no funciona ni un poco. Con toda la corriente del movimiento libre y holístico puedes encontrar frases del tipo ”muévete porque puedes”, y es perfecto el transfondo de eso, pero, hay que entender que no todo el movimiento es sano incluso siendo algo tan sencillo como una sentadilla. Hay que entender y hacer preguntas. ¿Cuál es su estructura? ¿Dónde estás? ¿Qué estás haciendo? ¿Cual es tu intención? y utilizar ejercicios de movimiento, algunos de ellos aparentemente simples, para crear cambios sorprendentes en los patrones de movimiento primitivos, y a raíz de ahí, todo lo demás. Lo que te permitirá ser más sensible a las diferencias, ideando una configuración de movimientos que no pueden ser realizados sin este refinamiento previo.

Sociología: Holismo, entrenamiento y didáctica.

maxresdefault

Texto satírico, autocrítico e irónico.

 

Recuerda, que cuando eres un entrenador no se trata de ser mejor que otros entrenadores. Se trata de ser más holístico que ellos, que es exactamente lo que te hace mejor entrenador que ellos.

Si un árbol cae en el bosque y nadie está allí para escucharlo, ¿crea un sonido? Respuesta: El árbol que cayó ni siquiera importa. Lo que importa es el árbol más fuerte que todavía está de pie, el que acaba de derribar a su compañero inferior. Y porque nadie estaba cerca para escuchar el árbol que cae de la inferioridad, todo lo que queda para anotar cuando la gente lo vea es el árbol superior que sigue de pie por encima del más débil. Este hecho debe ser obvio si tienes al menos un título de entrenador, ya que ya habrás aprendido la noción de Darwin de que sólo sobreviven árboles fuertes. Los árboles no son ni siquiera personas reales, al menos en esta analogía. Son sólo un símbolo de ti y de tu holismo. ¿Qué árbol eres? El hecho de que estés leyendo este artículo implica que estás tratando ser el árbol fuerte – el árbol que sabe cómo reducir su competencia y luego ir llamando a las puertas de todos los habitantes del pueblo para que puedan salir y ver que estás de pie, bien alto sobre todo el mundo, especialmente de tu competencia ya caída. ¿Cómo puedes enraizar tu fuerza holística y tu superioridad en el mundo? Hay dos rutas sagradas: Primero, crece. En segundo lugar  reduce tu competencia por competir con ellos. En el holismo, honramos ambos caminos hacia la expansión holística y, por lo tanto, obtenemos resultados exponenciales comparados con la mera enseñanza científica. Como dijeron los sabios, siempre hay un hacha en la mano del árbol sobreviviente. El holismo competitivo es el fundamento ultra-holístico en el que descansa el resto de tu camino ultra-holístico.

Debería haber un elemento muy intencional, aunque sutilmente expresado y competitivo a todo lo que haces en tu práctica de movimiento si deseas convertirte en ultra-holístico. Y no deberías ni siquiera desearlo, porque eso es sólo un juego de niños. Deberías intentarlo.  Por lo tanto se queda como algo así:

Holismo no-competitivo:  “Entreno Handstand”.
Holismo competitivo: “Hago Handstand una hora cada mañana”.

En el ejemplo del holismo no-competitivo, no hay lugar para una reacción que te impulse a subir la montaña de la fama y afirmar tu amabilidad para enseñar tus maneras de dominio del movimiento. En la versión del holismo competitivo, hay una sutil cuantificación, que es una medida por la cual los demás pueden medirse en tu contra. Un resultado ideal de este método hará que tu competidor piense (preferiblemente en un tono de voz interno, de dolor) que lo has derrotado: “Sólo hago Handstand durante veinte minutos. Soy menos persona. Este diálogo interno de la competencia será el fragante fruto de tu fuerza para llegar al ultra-holismo. Sin embargo, si el diálogo interno del oponente dice algo así como: “Bueno, hago Handstand durante dos horas cada mañana”, es aquí cuando tristemente el suelo se derrumbará bajo tus pies y se deslizará por la pendiente resbaladiza de la insignificancia. Si esto sucede, tu competencia obviamente ha leído este artículo antes y más a fondo que tú, lo que pone en peligro tus sueños del ultra-holismo, lo que significa que debes estar muy preocupado en este momento.

Para que todo esto funcione, tiene que parecer que nunca estás trabajando duro, que todo sale solo y es un camino oscuro que has descubierto pero saliste de él, algo tipo Stranger Things pero mejor. Tu objetivo debe ser intentar cosas que te cuesten pero nunca parecer que estás intentando algo que te cuesta. Hacerlo, te ayudará a controlar lo que surge dentro de otras personas, lo que significa que estás bien en tu camino hacia la gloria competitiva en el mundo del ultra-holismo. He aquí un consejo útil para ayudarte: Usa la cuantificación siempre que puedas. Por ejemplo, “Hago dos horas de movement todos los días”, “He estado caminando por ”el camino” durante 10 años”, “Tengo setenta y nueve pares de Feiyue en casa”,  y así sucesivamente. La cuantificación anima / manipula la mente humana relativa de tu competencia para compararse contigo.

Nota importante: Al tratar de cuantificar lo que no se puede cuantificar, trata de cuantificarlo con términos de medida sin sentido: “Soy muy intuitivo”, “siento mucho el movimiento”, “me dejo llevar y pierdo la noción del tiempo en mi locomotion”. Cada gota de sabiduría cósmica que absorbas te armará con la artillería holística para obtener más paz interior y estado espiritual ganado a través de tácticas competitivas de la guerra Holística.

Para terminar, he aquí una lista rápida de consejos para mejorar tu holismo competitivo y usarlo como munición para conquistar tu camino hacia la superioridad:

-Comparte contemplaciones del mundo en redes sociales.
-El estatus social alto es otro término para el estatus holístico.
-Crea publicaciones añadiendo citas contemplativas de otras personas que son más inteligentes que tú. Para obtener los mejores resultados, elimina sus nombres de sus comillas antes de publicarlos.
-Mantén el contacto visual, mientras ves videos de la competencia. Nunca en persona, has de ser a nice guy.
-Supera a la otra persona con posts más largos.
-Haz vídeos, recuerda que si el ejercicio no te aporta mínimo un 50% de posibilidad de lesión mejor no grabarlo.
-Toma Omega3, Zinc, Vitamina D (aunque vivas en el país del sol) y Magnesio.
-Habla con un tono de voz exageradamente claro o aireado.
-Encuentra fallos en otros.
-Entrena a jugar, a poder ser con gente menos holística que tú.
-Asiste a un retiro con un precio de 10,000Holis (moneda holística).

Y lo más importante de todo:

En lugar de comunicarte con la gente como si poseyeran inteligencia, intenta usar términos holísticos y abstractos.

|Como lector/a lo habrás quizá sospechado, el artículo es una irónica descripción de lo último en tendencia de la sociedad actual en torno a sus cuerpos y pensamientos, algo que los refleja como “un pueblo gobernado por la magia del movimiento”. El término holístico considera que el “todo” es un sistema más complejo que una simple suma de sus elementos constituyentes. Tomároslo con humor y no rabiéis como los entrenadores de gimnasia cuando vemos ciertos movimientos en CrossFit. La foto también es irónica, es la portada del disco You’re Not You Anymore del grupo Counterparts en el que expresa el cambio del comportamiento social de estos últimos años.|

¡Buen comienzo de semana!