Creando Psicomotricidad: Handstand (Artículo de investigación)

Handstand: Análisis completo sobre el movimiento, didáctica y metodología.

Hacer el pino o parada de manos, es considerado como una de las habilidades fundamentales más importantes en gimnasia, sin embargo los libros de texto de gimnasia y la literatura científica disponible actualmente no proporcionan un enfoque sistemático y práctico para enseñar esta habilidad a un principiante con un enfoque avanzado y profesional. El objetivo de este artículo es proporcionar a los entrenadores un modelo profesional para enseñar al/la gimnasta o principiante el soporte sobre sus manos (Handstand). Esto se ha logrado a través de un examen de los estudios de investigación disponibles en los libros de texto modernos de gimnasia y manuales de entrenamiento, junto al conocimiento y la experiencia personal del autor. El modelo presentado sugiere 2 etapas de desarrollo/progresión del soporte en las manos (Handstand), con un enfoque único para afinar la conciencia proprioceptiva y kinestésica del/la gimnasta para mantener el equilibrio. También se supone que a través de una conciencia proprioceptiva y kinestésica mejorada, el/la gimnasta será capaz de dominar el control dinámico del soporte sobre sus manos de manera mucho más efectiva, lo que permite un mejor aprendizaje en los elementos avanzados de gimnasia.

hs

El Handstand (así se catalogará a partir de ahora en el artículo) es citado en la literatura de gimnasia y por los entrenadores/as como una de las habilidades más importantes, si no la más importante, a dominar para los principiantes y para la gimnasia de un nivel superior. Éste se realiza sobre cinco de los seis aparatos utilizados en la gimnasia artística masculina y femenina. La ejecución técnica ideal del Handstand es de vital importancia para la progresión en habilidades más avanzadas, por ejemplo: Straddle Press to Handstand o Stalder. Lo que resalta la importancia de dominar esta habilidad desde el principio. Aunque la correcta ejecución técnica del Handstand es de conocimiento común entre los entrenadores/as de gimnasia, las mejores progresiones para enseñar y desarrollarlo muchas veces no son tan claras.

Los libros de texto de gimnasia contemporánea comúnmente disponibles, a menudo proporcionan un enfoque relativamente similar y simple para enseñar esta skill, que generalmente es lo suficientemente simple para que se pueda aplicar con éxito a las clases recreativas, pero a menudo no lo suficientemente avanzadas o afinadas para los requisitos técnicos de la gimnasia competitiva. Probablemente, el mejor análisis del Handstand se puede encontrar en Championship Gymnastics: Biomechanical Techniques for Shaping Winners de Gerald S. George, donde describe cómo hacer la línea correcta del cuerpo y como amplificar el equilibrio consciente. Sin embargo, no logra describir un enfoque profesional para lograr las características descritas de la perfecta posición en el Handstand. La mayoría de los enfoques/metodologías profesionales más completos se transmiten entre los entrenadores de gimnasia en lugar de la literatura u otros medios. Desafortunadamente, este enfoque es efectivo para educar sólo a los pocos participantes seleccionados de la metodología del entrenador/a. El objetivo de este artículo es analizar la poca literatura disponible y los métodos de entrenamiento que como entrenador de gimnasia me han transmitido  y he desarrollado con éxito. A su vez, proporcionar a los entrenadores un marco esquelético profesional con el fin de enseñar un Handstand perfect a un/a gimnasta principiante o a un adulto no gimnasta.

METODOLOGÍA

MINDMAP.jpg

Desde hace años se ha sugerido que la mejor manera de aprender un Handstand es a través de un enfoque ”Step by Step”, en términos de coaching se conoce como un enfoque profesional. Los beneficios de tal enfoque para los niños/as pequeños están respaldados por la teoría de sistemas del desarrollo motor y los pasos dados al enseñar una habilidad motriz pueden variar y debe quedar claro que no hay necesariamente una sola habilidad motriz o “la mejor manera”. Lo que funciona para un niño/a puede o no funcionar para otro. Por lo tanto, los entrenadores/as que conocen una amplia gama de progresiones, ejercicios y técnicas están mejor equipados para satisfacer las fortalezas y debilidades individuales de los gimnastas. Sin embargo, sería justo decir que hay varios grados de eficacia entre los métodos. El método presentado en este artículo sólo considera el entrenamiento y desarrollo de 2 etapas dentro de la adquisición de esta habilidad con resultados exitosos. Las etapas se superponen  continuamente para asegurar una progresión continua, pero cada etapa se centra en ciertos aspectos clave del desarrollo.

juanpepodium

Etapa 1 – En la primera etapa de aprendizaje del Handstand, el foco está dirigido a desarrollar la capacidad física de la gimnasta para asumir y mantener una línea recta del cuerpo y la entrada en el Handstand. La gimnasta es introducida en las estrategias de equilibrio y estimulada a practicarlas, sin embargo en esta etapa el equilibrio no es una prioridad.

Etapa 2 – En la segunda etapa, el equilibrio, la entrada y la línea del cuerpo (los componentes fundamentales del Handstand) son igualmente importantes y el objetivo es perfeccionar y desarrollar el dominio de cada componente. Deberían introducirse entradas alternativas, como entrar desde Pike a Handstand, el tuck to Handstand, Handstand Push-ups, etc. El acondicionamiento físico específico se reduce en su totalidad en volumen, con un mayor énfasis en el fortalecimiento de las áreas más débiles y el acondicionamiento a través de ejercicios compuestos más avanzados en preparación para progresiones avanzadas. En este punto también se introduce la salida del Handstand. En esta fase sólo se deben introducir los ejercicios de salida más básicos (por ejemplo, Courbet de una sola pierna).

Preparación de la Etapa 1

La primera etapa de la enseñanza del handstand se basa en preparar el cuerpo y la mente del alumno/a para poder reconocer y asumir una correcta posición/forma del cuerpo. La posición junto con la ejecución del handstand se describen brevemente a continuación y en la Figura 1.

El cuerpo totalmente apretado, cada articulación una encima de otra con nada que sobresalga por los lados, delante ni detrás.

Para ejecutar un Handstand perfecto, hay que tener claro que las yemas de los dedos tienen que estar apretando el suelo, agarrándolo como si de una garra se tratase (Grip), lass muñecas están justo debajo de los codos completamente bloqueados, los cuales están bajo los hombros completamente encogidos y abiertos pero protractados. La Barbilla ligeramente encogida con los ojos mirando fijamente el espacio que queda entre los pulgares, lo que ayuda a mantener tu tronco en ”hollow” que mantiene los dorsales en línea con los hombros y muñecas. Caderas extendidas, pero no lo suficiente como para arquear la espalda, la que hará controlar el Core al completo apretado, glúteos y cuádriceps, y una vez todo ello se extienden los pies, ”puntillas”.

Figura 1 – Representación esquemática.

Hay 5 áreas clave de acondicionamiento para el desarrollo del Handstand: El apoyo, la forma del cuerpo (incluyendo la tensión), movilidad de hombro, rotación pélvica y flexibilidad (generalmente esto no es un problema para los niños pequeños y por lo tanto no será discutido en este artículo, pero se reconoce que esto podría ser una gran limitación para una persona adulta). La Figura 1 ilustra los ejercicios recomendados para cada área de preparación física durante la etapa 1. El volumen y la configuración constante son los parámetros más importantes del protocolo de entrenamiento. Lo ideal es que la gimnasta intente mantener posiciones estáticas de hasta 15-30 segundos (30, preferiblemente) antes de avanzar a variaciones más duras de los ejercicios, y asegurar una transición más suave a la siguiente etapa. En los ejercicios dinámicos al menos 3-5 repeticiones por set, y entre 10-25 sets. Una vez más, el volumen es más importante durante el proceso de aprendizaje que la intensidad. Muchos de los ejercicios pueden ser incorporados en el programa regular de acondicionamiento de los gimnastas principiantes para asegurar una práctica regular. Una vez que se haya desarrollado el ejercicio los sets se pueden alternar para que 1 set se realice con los ojos cerrados  y 1 con los ojos abiertos, alternándolos. Se cree (y así está funcionando hoy día), que esto mejora enormemente la percepción proprioceptiva y kinestésica de la gimnasta.

 

hs---propiocepcion-ejercicios-entrada2.jpg

Figura 1: EJercicios de preparación, propiocepción y entrada al Handstand

Preparación de la Etapa 2

La segunda etapa del modelo de entrenamiento se centra en perfeccionar la habilidad de la gimnasta para equilibrar y mantener la línea corporal correcta. Ambas están estrechamente relacionadas, sin embargo, la línea corporal se puede enseñar con la ausencia de equilibrio. Por otro lado, el equilibrio es más difícil de obtener sin una alineación adecuada. Los ejercicios de entrenamiento recomendados durante esta etapa se muestran en la figura 2. Estos son sólo algunos de los muchos ejercicios posibles que se pueden utilizar para afinar y desarrollar la línea corporal y el equilibrio. Sin embargo, los ejercicios recomendados se seleccionan en base a su facilidad de aplicación, requisitos de detección y transferencia de habilidades a otras habilidades. La mayoría de estos ejercicios son patrones de movimiento básicos preparatorios para un entrenamiento más avanzado y habilidades que se requerirán en las etapas superiores.

La coherencia y la regularidad de la práctica es aún más crucial en esta fase que en la primera. En esta etapa, las mejoras son más lentas, por lo que es importante asegurarse de que el volumen y la intensidad estén equilibrados y variados a lo largo del proceso de formación. Se aconseja que los entrenadores implementen un programa de entrenamiento manual (realizando Spot), con el fin de proporcionar la constancia requerida en el entrenamiento para seguir mejorando sin caer en un estancamiento.

Estos ejercicios deberían ser lo suficientemente exigentes como para exigir que los alumnos salgan de una zona de confort constante. Entre 3-6 repeticiones con 3-4 series 6 veces a la semana es el volumen recomendado. Los estáticos en esta etapa deben hacerse durante aproximadamente 30 segundos. Si se mantiene por más tiempo de 30 segundos es contraproducente para los objetivos del entrenamiento de gimnasia ya que se ha sobrepasado el tiempo bajo tensión para obtener fuerza. Es mucho más efectivo hacer más intentos con menos tiempo (debido a la intensidad incrementada) que menos intentos durante más tiempo. Si la gimnasta no puede mantener la forma, o el entrenador está haciendo tanto o más trabajo que la gimnasta significa que los ejercicios deben detenerse.

hs---Compensatorios,-equilibrio-y-salida2.jpg

Figura 2: Ejercicios compensatorios, equilibrio y salida de Handstand

DISCUSIÓN

No hay investigación directa disponible que compare o sugiera un estilo/método de enseñanza ideal. El modelo de 2 etapas presentado en este artículo se basa en las aplicaciones de desarrollo biomecánico y motor de la teoría de los sistemas dinámicos, que es un área de las matemáticas aplicadas utilizadas para describir el comportamiento de los sistemas dinámicos complejos. La aplicación de esta teoría a la biomecánica y al aprendizaje motor hace que el dominio de las habilidades motoras implique la adquisición de sistemas de acción cada vez más complejos. El individuo representa al sistema y el movimiento es producto de la cooperación de muchos subsistemas del organismo como fuerza, equilibrio, coordinación, motivación, atención, etc.

Cuando las habilidades motoras funcionan como un sistema, las habilidades separadas se mezclan, cada una cooperando con otras para producir maneras más efectivas de explorar y controlar desarrollando la propiocepción. Esto es particularmente aplicable a los niños pequeños que tienden a aprender destrezas motoras a través del aprendizaje profesional. Con cada etapa, las habilidades desarrolladas se combinarán para producir resultados más efectivos, en contraposición al simple aprendizaje de la habilidad deseada como un todo.

Cada nueva progresión debe esforzarse por proveer:
(1) Desarrollo del sistema nervioso central
(2) Capacidades de movimiento del cuerpo
(3) Objetivos que el niño/a tiene en mente y que puede lograr
(4) Apoyos propioceptivos para ganar habilidad

Si las progresiones no consideran estos elementos de desarrollo, la vía es menos efectiva y el niño comenzará a explorar y seleccionar nuevos patrones motorizados, que pueden no ser deseables desde el punto de vista de la gimnasia. A menudo vemos las manifestaciones de esto con los niños desarrollando hábitos pobres (técnicos) temprano debido a progresiones aceleradas (progresiones de pensamiento precipitadas), progresiones inapropiadas, o motivación inadecuada para adquirir la habilidad. También hay que reconocer que la retroalimentación y el estilo de enseñanza del tutor /a son también de vital importancia para la velocidad de progresión y la eficacia de cualquier método.

El desarrollo del Handstand se puede comparar con el proceso de aprendizaje que un bebé pasa de aprender a gatear, a ponerse de pie con ayuda, a pararse independientemente, especialmente porque hay similitudes entre la postura erguida y el Handstand. Éste se considera una postura mucho más exigente y difícil en comparación con nuestra postura erguida diaria recta porque el soporte de mano tiene:
1. Base de apoyo más pequeña (superficie).
2. Mayor distancia entre el centro de gravedad y la superficie de apoyo
3. El soporte de manos requiere una actividad muscular inusual de las extremidades superiores para un principiante (o cualquier persona que no haya entrenado un apoyo invertido de manos).
4. La función de los músculos de las extremidades superiores es más precisa y menos resistente a la fatiga que la función de las extremidades inferiores.
5. Las desviaciones anterior-posterior son mayores. (Figura 4)
6. La configuración del cuerpo para el soporte de manos requiere un control postural específico de cuatro articulaciones (muñecas, codos, hombros y caderas) frente a tres para la postura bípeda (aguja, rodillas y caderas) (Figura 5).

El equilibrio requiere una respuesta coordinada del sistema nervioso central a la información obtenida a través de los sistemas de retroalimentación proprioceptiva, visual y vestibular. Esencialmente, el equilibrio depende de que la gimnasta mantenga su peso corporal sobre la base de apoyo (manos), que está muy regulado por la retroalimentación procesada de estos sistemas sensoriales. El equilibrio en el la inversión de manos se mantiene a través de estrategias similares a la postura recta . En posición erguida, el balanceo postural se maneja a través de lo que se conoce como estrategias de tobillo, rodilla y cadera. Dependiendo de las circunstancias: cuanto mayor sea el desequilibrio, más estrategias se emplearán para tratar de restablecer el equilibrio (5). El equilibrio en un Handstand se controla de la misma manera, pero a través de las muñecas, codos, hombros y caderas (5). George (1980) acuñó los términos “contrabalanceo” y “equilibrio en línea” (Figura 5) para describir los métodos de equilibrio más aceptables en gimnasia (8). El contrapeso requiere el uso de muñecas, hombros, caderas (a veces en casos extremos codos) para controlar el movimiento de oscilación del cuerpo grande, como los desequilibrios comunes en la barra alta y anillas donde la base de apoyo es extremadamente pequeña (8).

El equilibrado en línea sólo requiere el uso de las muñecas para controlar las pequeñas oscilaciones constantes del cuerpo durante el soporte de mano. Esto da la ilusión de un equilibrio perfecto, y es la técnica deseada para dominar la gimnasia moderna. El equilibrado en línea es especialmente importante para mantener el equilibrio en el suelo, la beam, el potro con arcos y las barras paralelas mientras se está en un soporte de mano. La forma del cuerpo es un factor vital para lograr y mantener el equilibrio. Un examen minucioso del Handstand técnicamente correcto destaca cuatro configuraciones clave del cuerpo que ayudan al equilibrio y la integridad de la posición del soporte de mano. Estos factores deben ser dominados por el alumnado para dominar la línea perfecta del cuerpo, y optimizar el equilibrio durante el Handstand (especialmente durante el equilibrado en línea):

Colocación de las manos
Cuando la gimnasta alcanza el suelo y aprieta, debe hacerlo con los dedos y no con el “talón” o el la palma de la mano (Figura 3). Al alcanzar con los dedos, el gimnasta es capaz de poner su peso sobre las yemas de los dedos en el soporte de la mano, terminando con su peso más hacia los dedos y no hacia el talón/palma. Toda esta técnica es únicamente para el proceso de equilibrado, desde el inicio (kick-up) hasta encontrar el equilibrio en Handstand. Esto es similar a la distribución del peso a través de los tobillos durante la postura vertical (14). En el soporte de mano, los dedos deben estar ligeramente flexionados en la articulación interfalángica distal y en la articulación proximal interfalángica, con los dedos extendidos como se muestra en las figura 4. Esto permite que la gimnasta ejerza más presión sobre el suelo para contrarrestar el equilibrio durante la inclinación posterior del cuerpo (caída). Cuando la gimnasta se encuentra en el puesto de manos es importante que la gimnasta mantenga su peso sobre sus dedos y y la palma de la mano, ya que la inclinación anterior (Figura 4) no es fácil de contrarrestar sin graves errores técnicos de forma (por ejemplo, flexión de los codos, extensión del hombro, flexión de la cadera, etc.).

posterioranterior

Figura 4: Posición correcta de manos, puntos de equilibrio y de visión

Este método de entrada también asegura que el ángulo del tronco del brazo (también conocido como ángulo del hombro) esté lo más cerca posible de 180 grados con el dorsal activado ya que ocasiona una pequeña rotación externa del brazo al completo (los entrenadores/as a menudo se refieren a esto como ángulo abierto del hombro), permitiendo así que el cuerpo gire sobre las manos durante la patada y termine en una posición para que el resto del cuerpo esté directamente sobre las manos activado. A veces, la falta de movilidad en la articulación del hombro restringe esta posición de “ángulo abierto del hombro”, lo que afecta a la posición final, generalmente requiriendo que la gimnasta adopte una alineación corporal menos adecuada para lograr el equilibrio. Aparte de mejorar la flexibilidad activa y pasiva, a menudo las manos de los gimnastas se inclinan hacia adentro, lo que agrava aún más las deficiencias de flexibilidad del hombro y dificulta el control efectivo de la oscilación postural a través de las muñecas. Simplemente animando y educando a la gimnasta para que levemente gire sus manos para que el dedo índice apunte ya sea directamente hacia adelante o cerca de 30 grados de la vertical (dirección posterior) puede haber mejoras sustanciales en la posición (Figura 4)

Hollow Body
Redondear los hombros (no la espalda) o Hollow body (también conocido como pecho adentro) es un requisito importante de la configuración corporal que proporciona un efecto estabilizador durante el Handstand. George (1980) comparó este efecto con el redondeo de un papel normal para equilibrar su cara. En Hollow body (también conocido como cuenco) la gimnasta esencialmente ensancha la base de apoyo en la dirección de la línea de fuerza (que debe ser dirigida posteriormente, figura 4). Este efecto estabilizador también es importante para la mayoría de las destrezas relacionadas con el soporte sobre las manos.

Neutro-hollow-body.jpg

Figura 5: Cuerpo Neutro – Cuerpo en Hollow

Visión
Se ha demostrado que la visión desempeña un papel muy importante en el control del equilibrio. La visión puede representar hasta el 50% de la regulación del soporte de manos en comparación con otros sistemas de equilibrio (proprioceptivo y vestibular). La visión juega un papel mucho más importante en el Handstand que en la postura vertical debido a la proximidad más cercana del objetivo visual (suelo) a los ojos durante el ejercicio en comparación con la postura vertical (de pié). La gimnasta debe fijar su mirada unos 5 cm delante de las muñecas en el espacio entre las manos (Figura 4). Este punto de anclaje visual se denomina “borde de acantilado”, que se ha demostrado ayuda a mejorar la estabilidad. Las investigaciones muestran que la posición ideal de la cabeza para optimizar el equilibrio durante el soporte de mano es una posición ligeramente dorsiflexada, conocida en términos de gimnasia como posición “neutra” de la cabeza (4). Esta posición de la cabeza permite al gimnasta ver el objetivo visual (el suelo) sin romper su línea corporal. Tener una cabeza completamente en línea es por lo tanto desaventajoso y no es la técnica recomendada para aprender o enseñar a una persona esta skill.

Propriocepción
En la postura erguida se ha demostrado que la aportación proprioceptiva afecta significativamente a la oscilación postural (Figura 6). Basado en esta evidencia la hipótesis es que la aportación proprioceptiva de las muñecas, brazos y hombros también juegan un papel importante en el balanceo del cuerpo. Hasta donde el autor de este artículo sabe, el papel de la aportación proprioceptiva al cuerpo en el equilibrio sobre las manos no ha sido aún estudiado. El modelo presentado en este artículo asume que esta hipótesis es cierta y considera que el entrenamiento de equilibrio con los ojos abiertos y cerrados es un método de entrenamiento altamente eficaz para mejorar el equilibrio. El propósito detrás de esta destreza sensorial visual es forzar a la gimnasta a confiar en su conocimiento kinestésico y sus aportaciones proprioceptivas para tratar de mantener el soporte sobre sus manos, sin respuesta sobre la visión y la retroalimentación sensorial que proporciona. El desarrollo de la retroalimentación proprioceptiva de la gimnasta permitirá a la gimnasta identificar y corregir el balance postural de manera mucho más efectiva. Desarrollar una mayor conciencia proprioceptiva y kinestésica es importante para adquirir un mayor control durante el trabajo dinámico de soporte de manos durante las siguientes etapas de entrenamiento.

 

Alineamiento

Figura 6: Oscilaciones corporales en posición invertida

CONCLUSIONES

La mayoría de los entrenadores consideran que el Handstand es la piedra angular para dominar la mayoría de las otras habilidades en todos los aparatos. Por lo tanto, es lógico que se dedique una cantidad de tiempo considerable al entrenamiento de esta habilidad en todos los niveles de la gimnasia. El método de entrenamiento presentado en este artículo divide el aprendizaje en 2 etapas, que tienen una superposición común para tener una progresión constante. El enfoque en este artículo es definir las dos  etapas del modelo de soporte de manos, que ayudan a la gimnasta a aprender el modelado corporal y el equilibrio estático. Próximamente, el autor publicará otro artículo de investigación sobre el Straddle Press to Handstand y Stalder (3 Etapa).

El soporte sobre las manos depende de: Entrada, forma corporal y equilibrio. La entrada depende de la habilidad en general, sin embargo, en esta etapa una entrada realizando un (kick-up) es el método más beneficioso para aprender. La forma del cuerpo se aprende a través de una preparación física específica que involucra una variedad de ejercicios para fortalecer los patrones de movimiento involucrados en la realización del soporte sobre las manos. La etapa final a entrenar es el equilibrio, ya que depende en gran medida de la correcta ejecución de la entrada y la forma del cuerpo.

Esencialmente, el equilibrio es una respuesta coordinada que involucra la retroalimentación de los sistemas de retroalimentación proprioceptiva, visual y vestibular. En la segunda etapa, el modelo de equilibrio se convierte en el foco principal.

Aviso: Se han tomado todas las precauciones necesarias para asegurar la exactitud de la información publicada en este artículo. Los puntos de vista y opiniones expresadas en este artículo, son los del autor. Las ilustraciones (Figura 1, 2, 5 y 6) son extraídas de diferentes capítulos del libro Shaping Winners y Biomechanics of Women Gymnastics. Juntadas-editadas para obtener el abanico de los mejores ejercicios para desarrollar el Handstand, el resto son creadas por el autor. Especial mención a Valentin por ceder parte de su conocimiento.

BIBLIOGRAFÍA

[1] William, S. (2016). Gymnastics: A Text-Book of the German-American System of Gymnastics, Specially Adapted to the Use of Teachers and Pupils in Public and Private Schools and Gymnasiums.

[2] Christin, D. (2000). Gymnastics True Books Sports.

[3] Gerald, S. (2014). Championship Gymnastics: Biomechanical Techniques for Shaping Winners.

[4] George, G. (1980). Biomechanics of Women’s Gymnastics.

Creando Psicomotricidad: Activaciones neuronales/corporales y su representación asimétrica (5ª Clase)

DSC_0302

A lo largo de la historia evolutiva, las especies (poblaciones de individuos que habitualmente se aparean entre sí) se extinguen, permanecen constantes o se adaptan en un proceso llamado selección natural. El cambio ocurre por mutación genética aleatoria, seguida de una reproducción exitosa. Algunas criaturas desarrollan características que permiten la supervivencia cuando nuevas condiciones como el aumento de la población o los cambios climáticos obligan a un cambio. Un ejemplo es el pez pulmón de agua dulce, que evolucionó las vejigas internas de aire y los lóbulos musculares en sus aletas. Estas estructuras preadaptativas eventualmente facilitaron que la especie caminara por tierra. Algunas formas, como el tiburón, son tan exitosas que han permanecido casi iguales durante millones de años. Otros, como el dinosaurio, dominaron la tierra durante 150 millones de años antes de extinguirse. La especie humana, Homo sapiens, ha caminado por la tierra durante apenas dos millones de años y sigue evolucionando.

Examinaremos tres tipos de simetría corporal y su relación con los patrones de movimiento humano. La asimetría se caracteriza por un organismo unicelular, como una ameba, en el que todos los componentes de la membrana tienen la misma importancia. A través de esta membrana semipermeable se produce el intercambio de nutrientes y materiales de desecho, y el organismo se mueve a medida que su protoplasma cambia en relación con el medio ambiente. Una esponja, una colección de células individuales, organizada de forma suelta, proporciona un ejemplo multicelular de asimetría. (Si colocas una esponja a través de un tamiz, las células se volverán a montar en su forma original). La simetría radial lleva la boca y el intestino al centro, con apéndices irradiando desde este núcleo. La estrella de mar, como un ejemplo duradero, camina por el fondo del océano para encontrar y devorar su comida. La simetría bilateral diferencia una “cabeza” y un extremo “cola” con partes del cuerpo emparejadas. La boca y los órganos sensoriales primarios gravitan hacia la cabeza, y los apéndices para su propulsión y eliminación hacia la cola. En algunas especies, como el tiburón, una “espina” cartilaginosa une la cabeza y la cola para estabilidad y direccionalidad, con aletas usadas para flotabilidad (si un tiburón deja de nadar, se hunde), pero en otras como los peces óseos, un esqueleto y apéndices apareados se desarrollan para mayor estabilidad y movilidad en el agua (con bolsas de aire internas que proporcionan flotabilidad). El unicornio de mar demuestra la transición del invertebrado (sin espina dorsal) a la forma vertebrada. El adulto tiene simetría radial y vive plantado en el fondo del océano, pero la forma juvenil tiene un notocordio (columna vertebral primitiva) y nada como un pez pequeño, con simetría bilateral, antes de convertirse en su forma adulta menos móvil. La simetría bilateral y un esqueleto óseo proporcionan eficiencia para las necesidades básicas de supervivencia, tales como ir hacia la comida, escapar de los enemigos, perseguir a un compañero y explorar el medio ambiente, y son componentes útiles en la transición a la tierra. Aunque nuestra discusión es principalmente antrocéntrica – enfocada en la especie humana – el noventa y cinco por ciento de los animales en la tierra no tienen espina dorsal.

Así como llevamos la solución salina del océano en nuestra sangre, nuestra estructura contiene las posibilidades de las formas anteriores de simetría corporal. Podemos movernos asimétricamente, como en nuestro bostezo y estiramiento matutino temprano, permitiendo que nuestra piel y nuestros proprioceptores sean nuestros órganos sensoriales primarios antes de que la corteza cerebral (la porción más nueva del cerebro) dirija nuestra conciencia. La Improvisación de Contacto y Movimiento Auténtico son técnicas que se enfocan en estimular y responder a todas las superficies y estructuras del cuerpo por igual. Podemos movernos en simetría radial, como la estrella de mar, o el dibujo Leonardo da Vinci de “hombre geométrico” con partes del cuerpo irradiando desde el plexo solar. Las ruedas de carro demuestran esta simetría. Las artes marciales también organizan el movimiento alrededor del “cerebro del vientre” (sistema nervioso autónomo) centrándose en el tant’ ien (en tai chi) o el hara (en karate) para la energía “centrada”. Podemos movernos en simetría bilateral, ondulando nuestra columna vertebral segmentada como peces o ballenas. El yoga Kundalini y muchas formas de danza primitivas utilizan esta poderosa fuente de integración cabeza a cola. Aunque nuestra forma externa está organizada bilateralmente, muchos de nuestros órganos internos (como el corazón, el hígado y los intestinos) conservan su forma asimétrica. La piel, nuestro órgano más grande, sigue siendo una de las principales
para recibir estímulos del entorno. Nuestra postura vertical domina nuestras vidas contemporáneas, pero la estructura de nuestros cuerpos yace en nuestro pasado evolutivo.

A medida que contamos la historia evolutiva, se nos recuerda que hay más en el universo de lo que la mente humana puede captar, y que buscamos modelos para tratar de entender nuestra existencia – modelos científicos, religiosos y artísticos entre otros. Podemos relacionar lo que sabemos desde una perspectiva científica (principalmente del registro fósil) sobre el origen de la vida y el desarrollo de la especie, pero los hechos van de la mano con el misterio. Cuando se hace un nuevo descubrimiento, todo el cuadro cambia. Por lo tanto, nuestra información está en constante cambio, y las percepciones que tenemos como individuos son parte del descubrimiento.

EJERCICIO: 10 Rondas

  • Activaciones unilaterales, asimétricas y  radiales en nuestra forma antrocentrista.
  • Intentaremos trabajar activaciones en dirección (y en contra) a las agujas del relog.
  • Las activaciones totales son 4: Superior izquierda/derecha, inferior izquierda/derecha de nuestro cuerpo (no las extremidades).
  • Óptimas para una buena estabilidad de los grandes grupos musculares al ejercer tensión para ejercicios de equilibrio como puede ser (Handstand, Press Handstand, Stalder Press…).
  • Cuando creamos una activación y elevamos una parte del cuerpo, el resto permanece lo más pegada al suelo posible.

 

¡Buen día!


¡Si quieres seguir las clases, pinchas aquí en el enlace que verás abajo para ir al artículo anterior y no perderte ninguna!

Creando Psicomotricidad: Sistemas corporales y Movilidad en la respiración celular (4ª clase)

DSC_4680

Hay dos frases que repito continuamente en los cursos si hablo de células: “Prueba a ver si puedes caminar a través de la habitación sin sentirte responsable para nadie.” Y también, “Dentro de la célula, siente el movimiento en la quietud. Dentro del grupo, sentid el espacio en la cercanía”.

La célula (a lo Punset) es la unidad fundamental del cuerpo. Las habilidades de la célula para reproducirse, metabolizar y responder a su entorno son básicas para la vida humana: creatividad, procesamiento y capacidad de respuesta al cambio. Aunque no voy extenderme mucho en este tema (aunque lo considere de vital importancia en toda su extensión) quiero hacer un breve repaso de las notas que considero importantes a aprender para luego poder entender interacciones, reacciones y patrones específicos que hablaré en otros artículos más adelante.

Las células tienen propiedades comunes pero varían según la función del cuerpo. Cada célula está compuesta principalmente de agua, la sustancia básica del cuerpo. El agua está contenida en el citoplasma de la célula que se ocupa de las actividades metabólicas como el uso de los alimentos y la respiración. La membrana celular diferencia el citoplasma del ambiente externo circundante y crea un límite semipermeable que gobierna el intercambio de nutrientes y materiales de desecho, y responde a la estimulación. El núcleo supervisa la actividad celular. Los cuarenta y seis cromosomas en cada célula humana contienen el código genético para el cuerpo individual y para el funcionamiento específico de cada célula. Cada núcleo, por lo tanto, contiene un plan maestro de todo el cuerpo. Las células individuales tienen diferentes funciones; por ejemplo, una célula muscular se contrae, una célula nerviosa transfiere, una célula productora de fibra produce fibras de tejido conectivo. Una colección de células similares de estructura y función similar se denomina tejido. Grupos de tejidos coordinados forman estructuras (órganos) que comprenden un sistema corporal. Por ejemplo, las células óseas forman tejido óseo, que forma los huesos, que crean el sistema óseo. Sé que la gran mayoría de conceptos se saben de EGB o la ESO pero viene bien recordarlo para más adelante.

La célula es la unidad funcional común a todos los sistemas corporales y aunque podemos observar cada sistema individualmente, es importante recordar que el cuerpo funciona como un todo interrelacionado y que los sistemas se equilibran y se apoyan mutuamente.

Los-sistemas-y-organos-que-componen-el-cuerpo-humano

Las células varían en su adaptabilidad al cambio o a la curación, incluso en su tasa de reproducción, y dentro de estos procesos, hay variaciones entre personas (velocidad del proceso) es por ello por lo que el conjunto de las células en ‘un todo’ que forma una persona tiene diferentes ritmos de cambio, curación, aprendizaje, etc. Por ejemplo, algunas células de la piel se reproducen a través de la división celular diariamente, mientras que una célula nerviosa puede permanecer para toda la vida y sanar lentamente si es que lo hace. La piel es la membrana externa del cuerpo, un límite altamente sensible entre nuestro cuerpo y nuestro medio ambiente. Entre el 60% y el 70% del cuerpo magro el peso es agua, y la piel literalmente nos impide secarnos. Dos tercios de esta agua se encuentra dentro de las células (intracelular) y un tercio se encuentra entre las células (extracelular). La piel también mantiene la temperatura corporal (a través del sudor), contiene receptores de varias clases y proporciona una cobertura protectora y sensible. Forma orificios como la boca, la nariz y el ano, que conducen a los pasajes del aparato digestivo y el sistema respiratorio que pueden ser vistos como extensiones del ambiente externo.

El oxígeno, esencial para la vida celular, entra en el cuerpo a través de la nariz y la boca y viaja a través de la tráquea hasta los pulmones. A medida que el diafragma desciende, los pulmones se expanden por la irrupción de aire llamada inspiración. Cuando el diafragma se libera, los pulmones se comprimen para expulsar dióxido de carbono en un proceso llamado espiración. El oxígeno se absorbe a través de los capilares de los pulmones y entra en la sangre que bombea el corazón por todo el cuerpo. Las arterias llevan la sangre rica en oxígeno desde el corazón a la periferia. Cada célula participa en la absorción de oxígeno y la eliminación de materiales de desecho en conexión con un proceso llamado respiración celular. La sangre desoxigenada regresa al corazón a través de las venas. A través de este proceso, cada célula está conectada con el ambiente exterior y “respira”.

Una vez explicado brevemente todo lo que siento que debe ser imprescindible para cualquier profesor/a o entrenador/a que trabaja con niños o adultos, pasamos a la acción. Sabernos la teoría está muy bien, pero ¿cómo pasamos la respiración a la práctica a la hora de querer coger movilidad?

La razón por la que deberíamos controlar siempre la respiración cuando queremos introducirnos en nuevos rangos de movimiento es para crear un flujo constante de oxígeno con los músculos que estamos trabajando.
– Inciso: A nadie se le ocurre hacer un sprint en ”apnea”. En el caso de la creación de nuevos rangos de movimiento, ocurre lo mismo, al crear un estrés por esfuerzo en el grupo muscular y el SNC, necesitamos un flujo constante de oxígeno para no desconectar y debilitar la actividad que realizamos.
Para crear la práctica de esta respiración para crear un cambio a nivel celular, debemos crear ejercicios con la siguiente característica principal: Debe de ser la respiración la creadora (la que inicia al menos) del movimiento. En este caso, os propongo el siguiente:

EJERCICIO: 3 Minutos

– La alineación del ejercicio es de vital importancia, debemos colocarnos con los dedos gordos y tobillos juntos (no pueden separarse en ningún momento del proceso del ejercicio), rodillas juntas y codos a la anchura de los hombros creando una pequeña (2 o 3cm) linea entre ellos y las rodillas. Las manos apuntan hacia delante a la misma anchura de los hombros y comenzamos completamente plegados, cada parte de nuestro cuerpo debe de estar lo más cerca posible del suelo.

– Comenzamos inspirando y llenando los pulmones de aire, debemos sentir que se van abriendo las escápulas y todo de aire inspirado se va desplazando a la parte alta de la espalda para comenzar a sentir la posición de Hollow que es lo que queremos trabajar.

– Durante el recorrido completo todos los puntos de apoyo permanecen en el suelo sin moverse ni despegarse de él.

– El final del recorrido es cuando creamos un ángulo recto entre nuestra cadera/rodillas/pies. O, un ángulo perpendicular de nuestra cadera con el suelo.

– La inspiración finaliza cuando llegamos al final del movimiento (ángulo recto de cadera con pies) y se espira el aire al completo cuando acabamos el movimiento en la posición inicial (completamente abajo pegados al suelo).

– Son sólo 3 minutos y se puede realizar a diario.

Por la experiencia, podría decir sin ningún reparo que es el mejor ejercicio que puedo recomendar para crear la posición de Hollow que tantos beneficios tiene en todas las edades, y no digamos más si entrenas gimnasia.

¡Buen día!

Podéis encontrar el resto de artículos en el siguiente enlace: goo.gl/aGYEeR

Creando Psicomotricidad: Propiocepción y conciencia sensorial (3ª clase)

DSC_0049

¿Cómo podemos registrar la posición del cuerpo en el espacio? Sin mirar tu cuerpo, date un momento para observar cómo estás sentado. ¿Cómo sabes dónde están tus pies y brazos en el espacio, la inclinación de tu cabeza, la curva de tu columna vertebral? A lo largo de tu cuerpo están los nervios sensoriales con receptores especializados para registrar el estiramiento del músculo, tirar de los tendones, la compresión de las articulaciones y la posición de la cabeza en relación con la gravedad. Estos nervios se conocen como proprioceptores (“auto-receptores”), y nos dan nuestro sentido cinestésico. Los proprioceptores son esenciales para la coordinación del movimiento y por lo tanto mantienen la entrada continua al sistema nervioso central para la interpretación y la respuesta. Los receptores proprioceptivos se pueden encontrar en los músculos esqueléticos, los tendones, alrededor de las articulaciones, y el oído interno. Los husos musculares nos informan sobre la longitud del músculo, los órganos del tendinosos de Golgi detectan la fuerza muscular y el tirón de los tendones, los receptores de las articulaciones controlan la compresión en nuestras articulaciones y las máculas y crestas en el oído interno nos informan del equilibrio. Por lo tanto, los receptores deben transformar un estímulo del entorno externo en un impulso nervioso para ser conducido a una región de la médula espinal o del cerebro para que se traduzca en sensación.

La corteza somatosensorial del cerebro tiene un mapa preciso que representa la información sensorial de todas las partes del cuerpo y trabaja junto con el cerebelo del tronco encefálico para mantener una imagen continua y acumulativa de la posición del cuerpo en el espacio. El cerebelo, en particular, es responsable de la coordinación constante y la corrección de la postura, el movimiento y el tono muscular. Algo que me parece fascinante, es que contiene la imagen de donde estabas, dónde estás ahora, y proyecta dónde irás a continuación. ¿Recuerdas la sensación de alcanzar una escalera con el pie cuando no había? Tu proyección del cerebro era diferente de la realidad. Los estímulos llevados a la médula espinal pueden iniciar un reflejo espinal, como un reflejo de la rodilla, sin la entrada del cerebro; aquellas llevadas al tronco cerebral inferior / cerebelo inician reacciones motoras subconscientes más complejas, tales como un cambio postural reflexivo para aliviar la tensión muscular; los impulsos sensoriales que alcanzan el nivel talámico del cerebro pueden ser identificados como sensaciones específicas y pueden localizarse crudamente en el cuerpo como la conciencia del dolor o la tensión generalizada; los que llegan a la corteza cerebral se pueden localizar claramente en el cuerpo, tales como la conciencia de la posición y el movimiento, y conectarse con los recuerdos de la información sensorial anterior para que la percepción de la sensación se produzca sobre la base de la experiencia pasada. El hombro de un adulto podría provocar una respuesta protectora basada en una lesión de una pelea en la escuela primaria. Así, llevamos una memoria neuromuscular de nuestro background personal y todo lo que ha ido suciediendo en nuestro contacto con el entorno a lo largo de nuestra vida. Cualquier parte del cuerpo puede ser llevada a nuestra atención consciente con la práctica; también puede, afortunadamente, ser dejado de proporcionar información para el funcionamiento del cuerpo sin nuestra conciencia desarrollando habilidades refinadas del movimiento tales como las de gimnasia artística, las manos de un cirujano o del pianista en acción.

Los sentidos generales y primario trabajan conjuntamente con los proprioceptores para monitorear la conciencia corporal. Los sentidos generales incluyen receptores para el tacto, la presión, la vibración, el frío, el calor y el dolor. Se localizan en la piel, el tejido conectivo y los extremos del tracto gastrointestinal; los receptores del dolor se encuentran en casi todos los tejidos del cuerpo. Los visceros, ubicados en los vasos sanguíneos y órganos, proporcionan información sobre el funcionamiento interno del cuerpo. De nuevo, la información sensorial surge del sistema nervioso periférico y se dirige a la médula espinal, y luego a los centros superiores del sistema nervioso central. Si la información alcanza el nivel más alto, en la corteza cerebral, la sensación consciente puede ocurrir. Algunas áreas del cuerpo como los labios y las manos están densamente llenas de receptores sensoriales, y otras como el tronco y los muslos tienen pocas. Los receptores específicos de terminación nerviosa incluyen: corpúsculos de Pacini que registran presiónes y vibraciónes profundas; Órganos de los extremos de Ruffini para la presión profunda y continua y la compresión de la articulación; Discos de Merkel, corpúsculos de Meissner, y órganos del extremo del pelo para el tacto ligero; Corpúsculos de Krause para el frío, corpúsculos de Ruffini para el calor y terminaciones nerviosas libres para el dolor (y tacto ligero).

Los sentidos primarios tienen receptores especializados para la visión, el oído, el olfato y el gusto localizados en órganos específicos de la cabeza (ojos, oídos, nariz y lengua). Proyectan información a los lóbulos relacionados de la corteza cerebral: el lóbulo occipital, los lóbulos temporales y el lóbulo frontal respectivamente. La conciencia es selectiva: podemos usar nuestros principales órganos de los sentidos para escuchar el grito de un bebé mientras hablamos, o ver la expresión en la cara de nuestro oyente, u oler el pan horneado en la cocina, o probar la goma de mascar en nuestra boca o experimentar todo lo anterior simultáneamente. Elegimos donde centramos nuestra atención por nuestra intención. A medida que los movimientos o estímulos se familiarizan, la conciencia de la sensación disminuye. Por ejemplo, puedo sentir una silla cuando me siento por primera vez, pero esta conciencia pasa rápidamente. Las terminaciones nerviosas se adaptan, es decir, dejan de registrar información o “disparar”, a diferentes velocidades.

Los receptores cruciales, como los asociados con el dolor, la detección de productos químicos en la sangre, o la posición del cuerpo se adaptan lentamente. Cuanto más desarrolladas y completas sean nuestras capacidades para recibir y responder a la información sensorial, más opciones tendremos sobre las coordinaciones del movimiento y el funcionamiento del cuerpo.

EJERCICIO: PINTURA CORPORAL – 10 MINUTOS

Material: He preparado un círculo de cartulina recortándolo a la medida de un plato mediano y luego una chincheta (se puede utilizar celo o cualquier otro producto que mantenga nuestro círculo en la pared). Una vez lo tengamos preparado, lo posicionamos en la pared a la altura de nuestra pelvis para poder iniciar el ejercicio.

Podemos empezar de dos formas, una es con la pierna y la otra es con la mano.
Este ejercicio trata de imaginar que nos queremos ”pintar” todo el cuerpo con el trozo de cartulina que hemos colocado en la pared pasando por todas sus partes y rincones más difíciles sin despegar el cuerpo de la cartulina en ningún momento hasta que terminemos.

Paso a paso:
Comienza muy lentamente para pintar todo tu cuerpo con este color moviendo tu superficie corporal en contacto con el círculo.
Asegúrate de tocar todas las áreas del cuerpo. Incluye: entre los dedos del pie, el cuero cabelludo, los receptáculos para los ojos, detrás de las orejas, bajo el mentón, todas las superficies de la pelvis, espalda de las rodillas, muñecas, axilas.
Puedes utilizar otra parte del cuerpo que ya está pintada para acariciar áreas de difícil acceso. Tómate el tiempo que necesites; haz una exploración final del cuerpo para asegurarte de que cada superficie esté ”cubierta de pintura”.

Una vez terminado realiza 3 minutos de descanso constructivo a bipedestación, puedes encontrar el vídeo aquí: Descanso a Bipedestación (2ª clase)

Este ejercicio personalmente me ha ido muy bien con niños/as y padres (trabajando en conjunto) ya que se realizan manualidades y movimientos propioceptivos en los que las posibilidades son infinitas, puedes recortar con forma de estrella, trapecio o cualquier figura o color que se te ocurra y crear retos posicionando tu recorte a diferentes alturas.

¡Buen comienzo de semana!

Creando Psicomotricidad: Propiocepción y conciencia sensorial (3ª clase)

DSC_0049

¿Cómo podemos registrar la posición del cuerpo en el espacio? Sin mirar tu cuerpo, date un momento para observar cómo estás sentado. ¿Cómo sabes dónde están tus pies y brazos en el espacio, la inclinación de tu cabeza, la curva de tu columna vertebral? A lo largo de tu cuerpo están los nervios sensoriales con receptores especializados para registrar el estiramiento del músculo, tirar de los tendones, la compresión de las articulaciones y la posición de la cabeza en relación con la gravedad. Estos nervios se conocen como proprioceptores (“auto-receptores”), y nos dan nuestro sentido cinestésico. Los proprioceptores son esenciales para la coordinación del movimiento y por lo tanto mantienen la entrada continua al sistema nervioso central para la interpretación y la respuesta. Los receptores proprioceptivos se pueden encontrar en los músculos esqueléticos, los tendones, alrededor de las articulaciones, y el oído interno. Los husos musculares nos informan sobre la longitud del músculo, los órganos del tendinosos de Golgi detectan la fuerza muscular y el tirón de los tendones, los receptores de las articulaciones controlan la compresión en nuestras articulaciones y las máculas y crestas en el oído interno nos informan del equilibrio. Por lo tanto, los receptores deben transformar un estímulo del entorno externo en un impulso nervioso para ser conducido a una región de la médula espinal o del cerebro para que se traduzca en sensación.

La corteza somatosensorial del cerebro tiene un mapa preciso que representa la información sensorial de todas las partes del cuerpo y trabaja junto con el cerebelo del tronco encefálico para mantener una imagen continua y acumulativa de la posición del cuerpo en el espacio. El cerebelo, en particular, es responsable de la coordinación constante y la corrección de la postura, el movimiento y el tono muscular. Algo que me parece fascinante, es que contiene la imagen de donde estabas, dónde estás ahora, y proyecta dónde irás a continuación. ¿Recuerdas la sensación de alcanzar una escalera con el pie cuando no había? Tu proyección del cerebro era diferente de la realidad. Los estímulos llevados a la médula espinal pueden iniciar un reflejo espinal, como un reflejo de la rodilla, sin la entrada del cerebro; aquellas llevadas al tronco cerebral inferior / cerebelo inician reacciones motoras subconscientes más complejas, tales como un cambio postural reflexivo para aliviar la tensión muscular; los impulsos sensoriales que alcanzan el nivel talámico del cerebro pueden ser identificados como sensaciones específicas y pueden localizarse crudamente en el cuerpo como la conciencia del dolor o la tensión generalizada; los que llegan a la corteza cerebral se pueden localizar claramente en el cuerpo, tales como la conciencia de la posición y el movimiento, y conectarse con los recuerdos de la información sensorial anterior para que la percepción de la sensación se produzca sobre la base de la experiencia pasada. El hombro de un adulto podría provocar una respuesta protectora basada en una lesión de una pelea en la escuela primaria. Así, llevamos una memoria neuromuscular de nuestro background personal y todo lo que ha ido suciediendo en nuestro contacto con el entorno a lo largo de nuestra vida. Cualquier parte del cuerpo puede ser llevada a nuestra atención consciente con la práctica; también puede, afortunadamente, ser dejado de proporcionar información para el funcionamiento del cuerpo sin nuestra conciencia desarrollando habilidades refinadas del movimiento tales como las de gimnasia artística, las manos de un cirujano o del pianista en acción.

Los sentidos generales y primario trabajan conjuntamente con los proprioceptores para monitorear la conciencia corporal. Los sentidos generales incluyen receptores para el tacto, la presión, la vibración, el frío, el calor y el dolor. Se localizan en la piel, el tejido conectivo y los extremos del tracto gastrointestinal; los receptores del dolor se encuentran en casi todos los tejidos del cuerpo. Los visceros, ubicados en los vasos sanguíneos y órganos, proporcionan información sobre el funcionamiento interno del cuerpo. De nuevo, la información sensorial surge del sistema nervioso periférico y se dirige a la médula espinal, y luego a los centros superiores del sistema nervioso central. Si la información alcanza el nivel más alto, en la corteza cerebral, la sensación consciente puede ocurrir. Algunas áreas del cuerpo como los labios y las manos están densamente llenas de receptores sensoriales, y otras como el tronco y los muslos tienen pocas. Los receptores específicos de terminación nerviosa incluyen: corpúsculos de Pacini que registran presiónes y vibraciónes profundas; Órganos de los extremos de Ruffini para la presión profunda y continua y la compresión de la articulación; Discos de Merkel, corpúsculos de Meissner, y órganos del extremo del pelo para el tacto ligero; Corpúsculos de Krause para el frío, corpúsculos de Ruffini para el calor y terminaciones nerviosas libres para el dolor (y tacto ligero).

Los sentidos primarios tienen receptores especializados para la visión, el oído, el olfato y el gusto localizados en órganos específicos de la cabeza (ojos, oídos, nariz y lengua). Proyectan información a los lóbulos relacionados de la corteza cerebral: el lóbulo occipital, los lóbulos temporales y el lóbulo frontal respectivamente. La conciencia es selectiva: podemos usar nuestros principales órganos de los sentidos para escuchar el grito de un bebé mientras hablamos, o ver la expresión en la cara de nuestro oyente, o oler el pan horneado en la cocina, o probar la goma de mascar en nuestra boca o experimentar todo lo anterior simultáneamente. Elegimos donde centramos nuestra atención por nuestra intención. A medida que los movimientos o estímulos se familiarizan, la conciencia de la sensación disminuye. Por ejemplo, puedo sentir una silla cuando me siento por primera vez, pero esta conciencia pasa rápidamente. Las terminaciones nerviosas se adaptan, es decir, dejan de registrar información o “disparar”, a diferentes velocidades.

Los receptores cruciales, como los asociados con el dolor, la detección de productos químicos en la sangre, o la posición del cuerpo se adaptan lentamente. Cuanto más desarrolladas y completas sean nuestras capacidades para recibir y responder a la información sensorial, más opciones tendremos sobre las coordinaciones del movimiento y el funcionamiento del cuerpo.

EJERCICIO: PINTURA CORPORAL – 10 MINUTOS

Material: He preparado un círculo de cartulina recortándolo a la medida de un plato mediano y luego una chincheta (se puede utilizar celo o cualquier otro producto que mantenga nuestro círculo en la pared. Una vez lo tengamos preparado, lo posicionamos en la pared a la altura de nuestra pelvis para poder iniciar el ejercicio.

Podemos empezar de dos formas, una es con la pierna y la otra es con la mano.
Este ejercicio trata de imaginar que nos queremos ”pintar” todo el cuerpo con el trozo de cartulina que hemos colocado en la pared pasando por todas sus partes y rincones más difíciles sin despegar el cuerpo de la cartulina en ningún momento hasta que terminemos.

Paso a paso:
Comienza muy lentamente para pintar todo tu cuerpo con este color moviendo tu superficie corporal en contacto con el suelo.
Asegúrate de tocar todas las áreas del cuerpo. Incluye: entre los dedos del pie, el cuero cabelludo, los receptáculos para los ojos, detrás de las orejas, bajo el mentón, todas las superficies de la pelvis, espalda de las rodillas, muñecas, axilas.
Puedes utilizar otra parte del cuerpo que ya está pintada para acariciar áreas de difícil acceso. Tómate el tiempo que necesites; haz una exploración final del cuerpo para asegurarte de que cada superficie esté ”cubierta de pintura”.

Una vez terminado realiza 3 minutos de descanso constructivo a bipedestación, puedes encontrar el vídeo aquí: Descanso a Bipedestación (2ª clase)

Este ejercicio personalmente me ha ido muy bien con niños/as y padres (trabajando en conjunto) ya que se realizan manualidades y movimientos propioceptivos en los que las posibilidades son infinitas, puedes recortar con forma de estrella, trapecio o cualquier figura o color que se te ocurra y crear retos posicionando tu recorte a diferentes alturas.

¡Buen comienzo de semana!

 

Creando Psicomotricidad: Actitud y Descanso a Bipedestación (2ª clase)

DSC_0218

La falta de información sobre el cuerpo humano en nuestros años de educación es sorprendente, ya que es nuestro hogar durante toda nuestra vida parece que pensamos que el cuerpo es demasiado simple y demasiado “físico” para justificarle la atención que necesita, o que es tan complejo que está reservado para los estudiantes de medicina únicamente. Podemos crear un enfoque muy simple, y hacer que nuestro alumnado pueda entender los principios del cuerpo y aprender los nombres de los huesos, los músculos y los órganos. Por otra parte, es también la forma viva más compleja. El estudio del cuerpo humano involucra tanto el misterio como el hecho. Hay mucho que se sabe e igualmente otro tanto que se deja desconocido. Esta paradoja sugiere que necesitamos valorar tanto la información como las preguntas sobre lo que significa ser humano.

Una de las áreas más desatendidas de la educación corporal es la conciencia de lo que está sucediendo en el interior: el diálogo entre la experiencia interior y exterior en relación con la persona en su conjunto, además, pasamos gran parte de nuestro tiempo involucrados/as en la percepción externa a través de los órganos que nos proporcionan un sentido: la vista, el sonido, el gusto, el olfato y el tacto. Por lo general, estamos menos involucrados en el desarrollo de nuestras capacidades para la actitud interior, que es la capacidad del sistema nervioso para monitorear los estados internos del cuerpo.

¿Cómo y por qué cerramos progresivamente nuestra capacidad de escucha corporal?

Desde niños/as estamos necesariamente involucrados en nuestra relación con el medio ambiente externo para la supervivencia, y un aspecto temprano de la conciencia corporal es el control del cuerpo. Me explico, se supone que uno gana el control sobre el cuerpo tan pronto como le sea posible para evitar hacer algo embarazoso o terrible en un contexto social – Vergüenza, miedo, atrevimiento, etc. Después del control viene la manipulación a través de técnicas de entrenamiento, como pueden ser: ballet, gimnasia, deportes u otras tareas. El objetivo es manipular nuestro cuerpo en ciertos patrones de coordinación, eficiencia, armonía y competición.

En otro aspecto más interno, aun hoy día existen ciertos ”retrasos” culturales. Un tabú que nos retrasa a lo largo de nuestra relación estratificada con la sexualidad mientras crecemos, generalmente la represión o reorientación de la energía sexual en conjunción con la convención religiosa y cultural de donde nos encontremos. Hay confusión alrededor de todas las funciones digestivas, desde comer ciertos alimentos hasta su proceso de eliminación (se fomenta el consumo de azúcar sin explicar desde la infancia la perjudicialidad de éste), y un “silencio” generalizado acerca de lo que está sucediendo en los órganos y los centros emocionales del cuerpo.
A lo largo de nuestras vidas, pero especialmente durante la adolescencia, la conformidad que se experimenta con las imágenes exteriores (que nos venden) de lo que el cuerpo se supone que es, definido por las normas sociales, culturales y religiosas, hace una división entre nuestros impulsos internos y nuestras manifestaciones externas y cada vez se presta menos atención a lo que viene del interior (necesidades internas individuales). Todo esto conlleva a que a menudo necesitemos instrucción para desarrollar un diálogo sano con nuestro ser físico. Como adultos jóvenes, gran parte del tiempo se gasta tratando de “hacer” algo para nosotros, para vernos mejor, para ser más fuertes, para ser más delgados, para trabajar más duro. Y como adultos maduros o personas mayores, se anima anima a negar o enmascarar el proceso de envejecimiento, para glorificar a los jóvenes en lugar de apreciar la belleza inherente de cada edad.

Considera la cantidad de tiempo que pasas sintiéndote bien sobre tu cuerpo. ¿Con qué frecuencia te comunicas contigo mismo/a? ¿Disfrutas de tus capacidades físicas con eficiencia?

Nuestros muchos años de educación traen una separación de la mente y del cuerpo. Los estereotipos culturales y la publicidad hacen hincapié en el cuerpo como objeto sexual juvenil. Y las nuevas técnicas de entrenamiento físico y prácticas médicas pueden conducir a una vista del cuerpo como una máquina, que necesita ser reparado por otra persona cuando sea necesario. Además, existe la sensación de que uno es el amo o la víctima del propio cuerpo pero cuando la comunicación se rompe, quedamos polarizados dentro de nosotros mismos. Es importante entender que el cuerpo tiene su propia manera de funcionar, su propia manera de decirnos lo que está sucediendo dentro, su propia lógica y gran parte de nuestra tarea es aprender a escuchar.

EJERCICIO A REALIZAR:

DSC_0215

Descanso Constructivo: 5 minutos
Acuéstate boca arriba.
Cierra los ojos.
Dobla las rodillas y déjelas caer juntas para liberar los músculos de los muslos.
Deja que tus pies descansen en el suelo, ligeramente más anchos que tus rodillas
Descansa tus brazos cómodamente en el suelo o en tu pecho.
Relájate en la gravedad; permítete ser apoyado por el suelo. Siente la capacidad de respuesta de todo el cuerpo.
Permite que la superficie de la espalda se mueva contra el piso mientras respiras; siente las costillas como se articulan en cada respiración y la retroversión de cadera va sucediendo.
Al liberar tu peso corporal en gravedad, los discos son menos comprimidos y la columna empieza a alargarse. Es posible que tengas que levantar la cabeza o la pelvis y alargar la columna vertebral en el suelo para acomodar este cambio. El descanso constructivo es una posición eficiente para el realineamiento del cuerpo, libera la tensión y permite que el esqueleto y los órganos descansen, apoyados por el suelo. Es útil en cualquier momento del día, pero sobre todo si se hace durante cinco minutos antes de dormir. La relajación de las partes del cuerpo devuelve el cuerpo a la alineación neutral para que no duerma con las tensiones del día.

Nota:
¿Recuerdas jugar juegos con los ojos vendados en la infancia? Cerrar los ojos aumenta la conciencia de nuestros otros sentidos. Cuando relajamos nuestra visión, sentimos el cuerpo de una manera diferente. No es meditación, es descanso constructivo.

Transición de suelo a pie: 3 minutos

 

Acostado en descanso constructivo:
Siente los efectos de la gravedad mientras te acuestas.
Extiende las palmas de tus manos en el suelo y empuja hacia él para sentarte. Sienta el cambio de atracción gravitacional mientras se sienta en vertical.
Otra vez, con ambas palmas en el suelo, presiona y eleva tu cadera para poder pasar las piernas entre tus brazos y quédate apoyado/a sobre tus pies (no se apoyan las rodillas).
Lentamente enrolla tu columna vertebral, dejando que el peso caiga en tus pies. Permite que tu cabeza cuelgue hacia adelante hasta que llegue al final del ”rollo”.
Siente las partes de tu cuerpo equilibradas en relación con la gravedad.
Esta transición reduce el estrés en las rodillas y la espalda baja.
Repite varias veces para que la secuencia sea cómoda durante los 3 minutos.
Respira naturalmente mientras te mueves.

Date tiempo para recoger tantos recuerdos como puedas y a continuación:

Escribe tu historia personal en 15 minutos:

• La historia de tu nacimiento (pre-nacimiento si es posible, la salud y las actividades de su madre afectan la vida en el útero)

Ejemplos: Aprender a nadar, rebotar en la rodilla de tu padre, caerse de un árbol, ir en bicicleta)

• Técnicas de entrenamiento (deportes, danza, gimnasia, instrumentos musicales)

• El ambiente donde viviste (montañas, llanuras, bosques, océanos todos afectan cómo se mueven, cómo perciben)

• Comentarios que escuchaste acerca de ti mismo/a que formaron tu cuerpo
imagen (“¡Oh, qué más niño rechoncho, levántate recto, va a ser alto como su padre, los niños deben ser vistos y no escuchados”).

• Actitudes hacia la sensualidad, la sexualidad; imágenes de género

• Lesiones, enfermedades, operaciones

• Nutrición, relación con el peso del cuerpo, fuerza, flexibilidad • cualquier cosa que te interesa.

Creando Psicomotricidad: Mi primera clase

IMG_2587

Mientras escribo estas palabras y cuento mis historias, pienso que ninguna descripción contiene la verdad. Las palabras pueden apuntar hacia una experiencia, pero nunca pueden reemplazarla. En los enfoques de aprendizaje que se desarrollan cuando contamos/escuchamos una historia o información se incluyen: información factual, historias personales, imágenes evocativas y descriptivas y exploraciones guiadas del movimiento. Voy a empezar a escribir pequeños artículos en los que podréis interactuar desde casa, podréis realizar ejercicios, y aprender pequeños conceptos de psicomotricidad y educación que he ido escribiendo durante estos años. Aunque cada ”clase” o sesión de aprendizaje la presento en un formato de períodos de una hora, hay algunas que serán de solo unos minutos, siempre con tiempo para la integración antes de continuar a la siguiente dejando al menos 3 días entre un artículo y otro. La visión que tengo general es de escribir unos treinta artículos y se puede percibir como un mes de sesiones de una hora, o una reunión a la semana durante 15 semanas (un curso de un trimestre), el cuerpo es nuestro guía, todo lo que necesitamos hacer es aprender a escuchar.

PREPARACIÓN PARA UTILIZAR EL TEXTO
¿Cómo aprendiste?, ¿Necesitas leer, escribir, mover, dibujar, tocar, cuestionar, contar, decir, animarse, competir, quedarte solo o trabajar en diálogo con otra persona? Una de las intenciones de estos artículos es dejar que tu proceso se aclare; entonces así puede s facilitar tu aprendizaje. Encuentra un espacio que consideres privado donde puedas trabajar solo/a. El suelo es preferible, el espacio debe ser cálido y cómodo. Usa ropa suelta, sin zapatos ni calcetines. Ten a mano lápices y una libreta para tus propias notas y dibujos. Establece un calendario realista para el trabajo. Verás como la coherencia del espacio y del tiempo irán desarrollando un diálogo con tu cuerpo.

FORMAS DE TRABAJO: SECCIONES PARA “HACER”
Por tu cuenta: Lee las secciones “para hacer” antes de hacerlas, varias veces si hace falta, tómate tu tiempo. A medida que te familiarices a trabajar con tu cuerpo, será más fácil que lo sigas con palabras. Si lo haces en compañía o en un grupo: Haz que una persona lea en voz alta mientras trabajas y cambia los roles. Utiliza la libreta para registrar tus experiencias.

PATRIMONIO COMÚN
A medida que avanzamos hacia una cultura mundial, la conciencia de nuestros cuerpos como patrimonio común es cada vez más importante. No hay edad ni lugar, creo, donde el conocimiento del cuerpo es inútil. Una profesora que tuve enseñó Primero de primaria durante veinte años y dice que cuando ella podía enseñar a un niño a saltar, ella podría enseñarles a leer. Ahora (ya jubilada) enseña gimnasia para mayores  a sus compañeros/as de más edad, usando los principios de la psicomotricidad, con tremendos resultados en movilidad (y estabilidad). Por lo tanto, consideremos los artículos como un mapa, y disfrutemos del viaje.

BODYWORK: FUENTES Y RECURSOS
Bodywork es un término utilizado para referirse generalmente a las técnicas terapéuticas de trabajo con el cuerpo. El siglo XX ha visto un rico desarrollo de este trabajo. En los años 30 y 70, individuos como Mabel Todd, Lulu Swiegard, Ida Rolf, Alexander, Moshe Feldenkrais, Milton Trager y otros fueron pioneros en la investigación en el campo y publicaron escritos sobre sus descubrimientos. Estos individuos comenzaron con su propia experiencia del cuerpo y exploraron sus predilecciones intelectual y físicamente. Necesariamente tenían que limitar su punto de vista a una perspectiva individual de profundidad y claridad. Por ejemplo, Mabel Todd en su libro clásico, The Thinking Body, Un estudio de las fuerzas de equilibrio de Dynamic Man, publicado en 1937, se centró en el esqueleto y la alineación estructural. La implicación de Lulu Swiegard con los efectos del sistema nervioso sobre la alineación corporal a través de imágenes y visualización se registra en su libro Potencial del Movimiento Humano, su Facilitación Ideocinética, publicado en 1974. Ida Rolf en su texto Rolfing, The Integration of Human Structures, centrado en la fascia y en la integración del cuerpo y la psique. Cada sistema era único en sí mismo, y un estudiante de Bodywork debía leer sobre cada método y su innovador/a para determinar los principios comunes.  El texto de Deane Juhan, El cuerpo de fob, es un manual para el bodywork ya que proporciona una fuente rica en hechos científicos y principios experienciales.

Por lo tanto, la anatomía experiencial mejora el trabajo corporal al proporcionar una conciencia subyacente de la estructura corporal y la función de esta. El libro Anatomía para colorear, escrito por Wynn Kapit y Lawrence Elson es una necesidad tanto para el cuerpo docente como el alumnado de anatomía, y el texto a mano de David Gorman, de tres volúmenes, The Body Moveable, es una fuente rica de imágenes visuales y texto centrándose en el movimiento. Los Principios de Anatomía y Fisiología de Gerard Tortora y Nicholas Anagnostakos proporcionan un excelente recurso para un estudio detallado. Estos son algunos de los muchos libros y artículos que he estudiado y he ido encontrando a lo largo de los años, que considero de vital importancia para cualquier persona que se dedique o quiera dedicarse al movimiento en todas sus vertientes.

A continuación, os dejo el primer artículo de esta pequeña biblioteca que iré sacando a la luz.


CONCEPTOS BÁSICOS: Cambio, Postura, Estructura, Elección

-¿Quién eres tú? -dijo la Oruga. . . . Alicia respondió muy tímidamente: “Apenas sé, señor, en este momento … al menos sé quién era cuando me levanté esta mañana, pero creo que debo haber cambiado varias veces desde entonces “. Lewis Carroll, las aventuras de Alicia en el país de las maravillas.

Nuestros cuerpos son entidades dinámicas. Nuestras células se reproducen, procesan y mueren constantemente mientras vivimos. Dentro de un año, un mes, el tiempo que tardas en leer estas palabras, literalmente dejamos de ser la misma persona que éramos antes. El cambio es constante durante todo el ciclo de vida del cuerpo.

La estructura es nuestro cuerpo físico: los huesos, los músculos y otros tejidos que componen nuestros cuerpos. La estructura normalmente se ve afectada por nuestra herencia y por nuestra experiencia de vida en términos de nutrición, enfermedad, uso y abuso del cuerpo. La postura es la forma en la que vivimos en nuestra estructura – la energía y las actitudes que momento a momento moldean nuestros cuerpos. Nuestra postura afecta nuestra estructura, y nuestra estructura afecta nuestra postura, y ambas pueden cambiar. Por ejemplo, si nacemos con una vértebra extra o las piernas curvadas, nuestra postura será afectada por nuestra estructura. Si permanecemos con la cabeza hacia delante (teléfono móvil) durante muchos años, nuestros huesos responderán a las tensiones de nuestra postura. Podemos observar este diálogo entre postura y estructura mirando alrededor de una clase a un grupo de personas: Podemos ver que compartimos una estructura común, pero la forma en que habitamos esa estructura es muy diferente.

Tanto la postura como la estructura son parte de una elección. Elegimos cómo vivimos en nuestros cuerpos y nuestras elecciones de vida afectan nuestra estructura subyacente. Un cuerpo sano sigue siendo capaz de responder – cumplir – a los cambios en las situaciones,  a la gente, y al crecimiento personal que ocurre momento a momento a través de nuestras vidas.

EJERCICIO: Dibuja tu esqueleto en 20 minutos
Ponte en posición de sentadilla o Pancake (Straddle Fold) y dibuja tu esqueleto. Confía en lo que sabes y recuerdas, y lo que puedes sentir tocando e imaginando partes de tu propio cuerpo. Dibújalo de frente. Ponle nombre. Escribe con tus palabras alrededor de tu dibujo los siguientes conceptos nombrados arriba (Cambio, Postura, Estructura, Elección) y disfruta de tu primera clase de psicomotrocidad. ¡Me encantará ver vuestros dibujos!

a_skelett

Peter el esqueleto